Presentación de Fernando de la Mora finaliza festejos en Zacatecas

Con una actuación variada y magistral de Fernando de la Mora, aunque desairada por el público, concluyeron las actividades principales por la conmemoración del Centenario de la Toma de Zacatecas.

Durante dos horas y media, el tenor mexicano deleitó a la escasa asistencia que acudió al show de clausura, en el que presentó un programa multifacético de música revolucionaria, corridos, veracruzana, romántica y ranchera.

Para lograr la magnífica fusión e interpretación de los diferentes géneros musicales, de la Mora estuvo acompañado de la Orquesta Filarmónica de Zacatecas, el grupo veracruzano Tlen Huicani, el legendario trío Los Panchos y el mariachi Gama Mil; así como de la Compañía de Danza Folclórica de Zacatecas.

El espectáculo de esta noche comenzó a las 20:30 horas, en la Plaza de Armas, donde los fans del cantante de ópera se congregaron, sin importarles el frío y la humedad que dejó la intensa lluvia que horas antes se presentó.

El dios Tláloc decidió dar una tregua a las y los zacatecanos, permitiendo que el espectáculo se desarrollara sin una gota de agua que cayera del cielo durante y sí con un público encendido que entonó grandes éxitos musicales de todos los tiempos.

Aunque el tener comenzó con un repertorio de ópera, con interpretaciones como Torna a Surriento, Vesti la giubba, Funiculi funicula, luego cambió a canciones románticas, entre ellas, Cuando vuelva a tu lado, Las golondrinas y Júrame.

El ambiente de fiesta fue aumentando poco a poco de intensidad, primero con la presentación de la agrupación veracruzana, con la que cantó La vieja, Amor de mis amores, Palmeras, La bruja, La cumbancha y La Bamba.

Pero el romanticismo llegó cuando al escenario subieron los integrantes del trío Los Panchos, que lo acompañaron con Sin ti, Rayito de luna, Perfidia, Nosotros, Reloj, Contigo y Flor de azalea.

El público zacatecano se le entregó a Fernando de la Mora, que haciendo uso de todos los matices de su inigualable voz, que le ha abierto escenarios de todo el mundo, entonó Vereda tropical, Cómo fue, No sé tú y Granda.

En la parte final del concierto el mariachi Gama Mil hizo su aparición, en medio de aplausos y gritos del respetable, que además coreó canciones como La Negra, Azucena, Valentina, Adelita y dos popurrís titulados de Fulanos y de Caballos, ambos como un homenaje al charro cantor zacatecano, Antonio Aguilar.

De esa forma y con el respaldo total de la asistencia, el tenor mexicano presentó composiciones del zacatecano Tomás Méndez, Armando Manzanero, María Grever y Agustín Lara.

El multitudinario coro en que se convirtieron los asistentes se escuchó por todo el centro histórico de Zacatecas, cuyo escenario fue inmejorable, al estar en Plaza de Armas, rodeado de Palacio de Gobierno, la Catedral Basílica de Zacatecas y, en frente, el Palacio de la Noche Triste (hoy de Justicia).

En repetidas ocasiones el intérprete fue ovacionado por el público, que le ofreció prolongados aplausos y de pie.

El cierre del show estuvo caracterizado por la fusión del mariachi con el son veracruzano, para interpretar Cascabel y concluir con la Marcha de Zacatecas, momento en que el gobernador Miguel Alonso le entregó un reconocimiento por su participación.

Pero el público no se iba y de pie le pedía una pieza más. Fernando de la Mora volvió al escenario para cantarles México lindo y querido y concluir con El Rey.