El rezago en infraestructura energética es de tal magnitud en México que si se logra una reforma correcta en la materia se generaría una inversión cercana a 100 mil millones de dólares en los próximos 10 años, estimó el presidente de la Comisión de Energía del Senado, David Penchyna Grub.

En el segundo Congreso Internacional Mexicano de Energía Renovable, el legislador subrayó que hoy el sector energético mexicano está rezagado y por lo mismo necesita grandes cambios.

"De ahí la importancia de que se lleve a cabo esta reforma energética, posible de alcanzar a partir de la segunda mitad del año", puntualizó.

En la inauguración del evento, el senador precisó que el desarrollo de las energías renovables se ha visto menos atendido que el de fuentes fósiles, debido a que México es una nación altamente productora de petróleo.

Por ello, reconoció, el paradigma económico de México tiene un sentido muy complejo de entender, pero hoy, como pocas veces, tiene la oportunidad de lograr una reforma que transforme al sector energético para convertirlo en un motor de desarrollo.

Destacó el hecho de que México sea la quinta potencia petrolera del mundo y la primera tal vez de América, pese a la reducción de sus reservas, "lo que demuestra la necesidad de voltear a otras fuentes de energías como las renovables".

Añadió que la actual Legislatura ha sido la más productiva, toda vez que en ocho meses ha sacado reformas que no se concretaron en los últimos 15 años, por lo que las expectativas para el sector energético "hoy no sólo son buenos deseos".