Transporte público chileno sufre "amedrentamiento" en casos de riesgo

La Asociación de Trabajadores del Transporte (Asttra) de Chile denunció hoy "amedrentamiento" de los empleadores del Transantiago para que los choferes trabajen en situaciones que a su juicio ponen en riesgo su integridad física.

La semana pasada, más de 500 autobuses del sistema capitalino de transporte público fueron dañados en diferentes zonas de la ciudad, durante las celebraciones callejeras por el triunfo de la selección chilena ante España en la Copa del Mundo Brasil 2014.

El presidente del gremio, Rodolfo Cid, aseguró que los empleadores "ocuparon todos los sistemas de amedrentamiento posibles" para reprimir el movimiento que realizan los choferes, en protesta por las agresiones que sufren durante diversas manifestaciones.

Aseguró que la patronal recurre a "amenazas de despido, amenazas de no pago de sueldos (...) A las empresas les interesa que los vehículos circulen para que Transporte les pague lo que les corresponde".

La Asttra convocó este lunes a una movilización parcial para protestar contra la inseguridad que aqueja a los choferes durante las manifestaciones políticas o celebraciones deportivas.

"Desde que se instauró el Transantiago hemos sido el gran blanco, porque antes a nosotros no nos agredían, teníamos un respeto como conductores del transporte y hoy nadie nos respeta", aseguró Cid.

Aclaró que, pese al acoso de los empleadores contra el sindicato, más de 50 por ciento de máquinas "no circuló" este lunes, para prevenir ataques como los vividos tras el partido de Chile contra Holanda.

"Tenemos la gratitud de evaluar positivamente todo el movimiento. Independiente de los porcentajes, nosotros creemos que en estos momentos hay 50 por ciento de máquinas menos en la calle", enfatizó.

Cid celebró que "hasta el momento nadie había dicho nada de trabajadores agredidos, solamente habían hablado de máquinas destruidas, de usuarios asaltados, por lo tanto, para nosotros la evaluación es positiva".

"Independiente de que hoy sea tema de la prensa, de las empresas, de los usuarios y de los conductores, la autoridad todavía no nos ha llamado para decirnos 'analicemos y hagamos una estrategia de trabajo para futuros partidos, futuras movilizaciones", abundó.