Mexicanos celebran en Toronto los goles de su selección

Con gritos y llantos de alegría la comunidad mexicana de Toronto, Canadá, celebró los goles de su selección y el pase a la siguiente ronda.

Los gritos de "¡goool!", "¡Ochoaaa!", "¡Chicharito!" se dejaron oír en el centro de esta ciudad multicultural, donde se vive de cerca la fuerza de la Copa del Mundo Brasil 2014.

Vestidos con la camiseta verde, sombreros de charro y grandes banderas, los mexicanos se congregaron desde temprana hora en los diferentes restaurantes mexicanos que hay en esta localidad.

Entre los aficionados estaban, no sólo jóvenes, sino también familias, que con sus niños seguían atentos los movimientos de la selección mexicana, que buscaba anotar en el primer tiempo.

"Venimos a estar entre mexicanos para que nuestros hijos vivan más de cerca la pasión del futbol", dijo Hernán Acosta, del Distrito Federal, acompañado de su esposa Elizabeth y sus hijos de 15 y 9 años de edad.

Algunos se reportaron enfermos a sus trabajos para poder ver el partido acompañados de connacionales y comiendo tacos de carnitas o al pastor.

Dentro de uno de los restaurantes, se calentó el ambiente con el primer gol de Rafael Márquez.

"¡México, México!", gritaban los compatriotas que, aunque lejos de su tierra, no perdían el fervor nacionalista.

"En Toronto se vive mejor el Mundial de futbol por la multiculturalidad que hay y cada quien apoya a su país", dijo Roberto Morales, también del DF, quien vino desde una localidad fuera de esta ciudad para apoyar con más pasión a su selección.

En la tanda de goles del segundo tiempo, los connacionales saltaban de sus asientos gritando "¡Márqueeez!" "¡Guardado!", "¡Chicharitoooo!" para rematar con un "¡México, México!".

En los últimos minutos del encuentro, la entonación del "Cielito lindo" en el estadio carioca siguió entre los aficionados del Tricolor en Toronto, quienes cantaron "Ay, ay, ay, ay canta y no llores por que cantando se alegran cielito lindo los corazones".

"Me perdí el partido de México contra Brasil, así que esta vez pedí permiso en mi trabajo para salir más temprano y aquí estoy, apoyando a mi selección", comentó Norma Méndez levantando la bandera mexicana.

Desde el restaurante, ubicado en College St, cerca del centro de Toronto, salían los gritos y los aplausos para la selección mexicana, mientras los jóvenes se envolvían con el lábaro patrio con cada gol de México.

Para los enamorados Javier y Hellen cada gol de México era coronado con un beso entre la multitud.

Mientras, Rosalba Silva, con celular en mano, "tuiteaba" los goles del Tricolor.

"En México tenemos muy apegada la cultura del futbol y aunque nos encontramos en Canadá queremos seguir teniéndola. El Mundial nos permite vivir la emoción de ser mexicanos", agregó Hernán Acosta, quien celebró con sus hijos los goles del Tri.

"¡Pasamos a octavos de final!", "¡Seguimos en el Mundial!", gritaba Antonio Gómez, de San Luis Potosí, acompañado de su amigo canadiense Ryan Wallace.