Seleccionados mexicanos destacan hambre de ir más en Brasil 2014

Los jugadores de la selección de México enfatizaron hoy tener hambre de triunfo y gran unión de grupo para derrotar a Croacia por 3-1 y clasificar a los octavos de final de la Copa del Mundo Brasil 2014.

"El equipo jugó un gran partido, sabíamos lo que era Croacia, las condiciones que tenía, pero confiamos mucho en nosotros, en el trabajo realizado y gracias a Dios y con el apoyo de los aficionados y mis compañeros hicimos un gran partido", declaró el defensa central Héctor Moreno.

Comentó que eran conscientes del partido sufrido, pero destacó que se mantuvieron bien en la cancha y después de los tres goles se relajaron un poco por tanta adrenalina y el esfuerzo realizado.

De Holanda, su oponente de octavos de final, dijo que "es un equipo muy importante, una selección muy buena, así que a prepararnos a partir de mañana".

A su vez, el delantero Oribe Peralta declaró que "nosotros nos mentalizamos a jugar sin presión, a ganar, porque hoy sólo teníamos que ganar y no dejar dudas de nada. Sabíamos que con el empate estábamos del otro lado, pero eso no nos importó".

Analizó que "estamos muy bien en todas las líneas y muy unidos, pase lo que pase el grupo está unido y eso es lo más importante", y dejó en claro que "con la mentalidad que veo, con la unión del grupo, estamos para pelear a cualquiera".

Por su parte, el capitán Rafael Márquez, quien hizo el primer gol del partido, apuntó que "salimos a tratar de conseguir la victoria, durante el primer tiempo tuvimos oportunidades y no se concretó y al final fuimos superiores".

Indicó que la mentalidad es muy importante, sobre todo de confiar en cada uno y como grupo, por lo cual se sienten fuertes y por eso sólo piensan en seguir adelante.

Andrés Guardado, quien hizo un golazo, comentó que "somos muy ambiciosos y nos hubiera gustado irnos sin recibir gol, pero estamos en la siguiente fase, empatados en puntos con Brasil, quién lo iba a decir".

Añadió: "Estamos muy contentos y orgullosos del esfuerzo del equipo, pasamos bien, no de panzazo y eso habla bien de este equipo, de la unión que hay y vamos por el siguiente (contrario), la meta no está aquí".

Enfatizó que "todos tenemos una hambre increíble y ojalá podamos conseguir de avanzar mucho más. Todavía no se ha conseguido nada y ojalá podamos conseguir el ansiado quinto partido y todavía mucho más".