Piden beneficios a comunidades costarricenses en zona arqueológica

El presidente de Costa Rica, Luis Guillermo Solís, dijo hoy que la zona nacional de esferas de piedra, declarada por la Unesco, patrimonio de la humanidad, requiere más protección y beneficio para las comunidades del área.

La declaración, emitida hoy por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), respecto a la sureña zona de Delta del Río Diquís, marca un reconocimiento a las culturas precolombinas del país, indicó, en conferencia de prensa.

El área, en el cantón (municipio) de Osa "requerirá no solamente más protección sino también más investigación y más aprovechamiento para las comunidades (indígenas) quienes han cuidado este patrimonio, a lo largo de centenares de años", aseguró.

"Será siempre poco lo que se pueda hacer frente a una declaratoria como esta, y por esa razón, yo estoy seguro que durante los próximos años vamos a trabajar con mucho empreño, con mucho ahínco, en este tesoro de la humanidad", reflexionó el presidente.

"El patrimonio cultural y arqueológico de un pueblo es fundamental, no solo porque representa un momento determinado de su historia", agregó Solís.

También, "porque es fundamento innegable de su memoria, un espejo a través del cual podemos mirar la grandeza de nuestro pasado, la inteligencia y valía de quienes nos precedieron e hicieron posible el lugar que ocupamos en esta tierra", explicó.

"Celebro, con profunda alegría y orgullo, este reconocimiento a nuestras culturas precolombinas, que nos dejaron el legado de su grandeza", expresó, durante la conferencia de prensa, acompañado por autoridades de los sectores de cultura y turismo.

La declaración de los Asentamientos Cacicales Precolombinos con Esferas de Piedra de Diquís, como Patrimonio de la Humanidad, la hizo el Comité de Patrimonio Mundial de la Unesco, durante la 38 Reunión anual, que se desarrolla en Doha, capital de Catar, ubicada en la Península Arábiga.

Se trata de cuatro sitios arqueológicos que contienen esferas de piedra de considerable dimensión.