Resignación y esperanza tras caída de Chile 2-0 ante Holanda

La hinchada chilena reaccionó con resignación y esperanza ante la derrota 2-0 frente a Holanda, en la Arena de Sao Paulo, que frustró el deseo de "La Roja", de ser la primera en su grupo.

Chile, que ganó a Australia (3-1) y a España (2-0), quedó con seis puntos, en el segundo lugar del Grupo B de la Copa del Mundo, detrás de Holanda, que completó nueve puntos, dejando fuera del juego a Australia y España.

En la capital chilena la jornada de trabajo se paralizó al mediodía y muchos trabajadores de la Administración Pública, bancos, tiendas, oficinas y empresas, pudieron ver el encuentro, que, en general, decepcionó por la falta de goles de la selección nacional.

Los paseantes del centro de Santiago también pudieron ver el encuentro masivamente en el paseo peatonal Ahumada y en la Plaza de la Ciudadanía, donde se instalaron pantallas gigantes para seguir el desarrollo del juego.

La tensión se vivió a cada minuto y cada buen avance de los chilenos y jugadas de sus ídolos, en particular Alexis Sánchez, Gary Medel, Juan Beausejour, Mauricio Isla o Mauricio Pinilla, eran seguidas con entusiasmo.

Finalizado el encuentro, la hinchada, con la esperanza aún viva de avanzar más en la contienda mundialista de Brasil, se retiro del centro en orden y tranquilidad, y agitando sus banderas mientras pasaban por los costados del Palacio Presidencial.

De acuerdo con la información policial preliminar no se registraron incidentes durante el desarrollo del encuentro, ni en al momento de la partida de los espectadores del centro de Santiago.