Agua debe ser tema individual en materia del cambio climático

El principal reto para la Semana Latinoamericana del Agua 2014 es lograr que este recurso sea considerado como un tema individual en la agenda mundial del Cambio Climático, aseguró el director de la Conagua, David Korenfeld.

Al encabezar la inauguración de la Semana Latinoamericana del Agua 2014 en la que el tema primordial es "la seguridad hídrica", advirtió que cada vez son más intensos los efectos del calentamiento global, en los que el agua es el recurso que presenta las principales consecuencias.

Es por ello que manifestó su confianza en que derivado de esta reunión se logre una versión conjunta de todos los países para que por primera vez el agua sea considerado un tema individual "dentro de la Conferencia de las partes de Naciones Unidas del Cambio Climático (COP)".

El titular de la Comisión Nacional del Agua (Conagua) confió en que si se logra hacer esto "regionalmente y lo impulsamos a temas en los diferentes foros a nivel nacional, estaremos seguros de que el agua será para la COP de este año en Perú, o del próximo año en Francia, un objeto primordial de discusión".

Korenfeld aseguró que esta Semana del Agua representa una nueva oportunidad de compartir experiencias "que nos permitan generar una plataforma de diagnósticos y soluciones a nuestros retos comunes".

La intención es construir una base sólida de aportaciones y propuestas concretas y definidas que ayuden a ser mas productivos los trabajos de la Semana Mundial del Agua en Estocolmo y del Foro Mundial del Agua en 2015 en Corea del Sur.

El también presidente del Consejo Intergubernamental del Programa Hidrológico Internacional (PHI) de la Unesco destacó la importancia que juega ahora México para mejorar la gestión y administración de recursos hídricos.

Ahora más que nunca, dijo, tenemos la responsabilidad de trabajar por mejorar las agendas de cooperación, fortalecer las capacidades técnicas para el aprovechamiento y cuidado del agua para impulsar una nueva visión de sustentabilidad hídrica.

Advirtió que los nuevos contextos económicos nos ubican como país y como continente ante el reto de saber mejorar el aprovechamiento y cuidado del agua, al ser este recurso el núcleo del desarrollo sostenible global.

Por ello es necesario formar una nueva cultura que fomente la responsabilidad del manejo de este recurso de manera prioritaria y con la debida importancia ante el fenómeno del cambio climático que vive el mundo.