México, en un periodo crucial para concretar reformas: KPMG

México está en un periodo crucial para concretar reformas estructurales que funcionen a largo plazo y le permitan destacar entre las economías emergentes, teniendo como punta de lanza de estas transformaciones la reforma energética, destacó la consultora internacional KPMG.

El socio y el gerente senior de Impuestos Corporativos de KPMG en México, Mario Morales y Roberto Mendoza, respectivamente, refieren que como parte del paquete de leyes secundarias presentado por el Ejecutivo federal, fue propuesta la Ley de Ingresos Sobre Hidrocarburos (LIH).

Señalan que dicha normatividad representa el bastión fiscal de la reforma energética, así como una oportunidad para que Petróleos Mexicanos (Pemex) pase de ser una paraestatal a una empresa productiva del Estado, que tributaría bajo el régimen general como cualquier persona moral mexicana.

Explican que este nuevo ordenamiento como objetivo particular un esquema de transparencia con procesos de licitación y manejo de recursos y rendición de cuentas puntual, mismos que se verán soportados por el denominado Fondo Mexicano del Petróleo (FMP).

En un artículo, los especialistas exponen que dicho Fondo se encargará de administrar los recursos obtenidos y que es promovido a través de la publicación de la nueva Ley del Fondo Mexicano del Petróleo para la Estabilización y el Desarrollo.

Indican que la principal tarea de la LIH es asegurar que las contraprestaciones derivadas de los contratos (bajo la modalidad de licencias o producción/utilidad compartida a terceros) y asignaciones (cuyos titulares serán sólo empresas productivas del Estado), otorgados para ejecutar tareas de exploración y extracción de hidrocarburos, sean dirigidas a las arcas del Estado de forma eficaz.

Morales y Mendoza mencionan que el nuevo esquema se basa en la premisa de que las contraprestaciones sean progresivas y simples, en lo que se refiere a su cálculo.

Sin embargo, consideran que ese objetivo se cumpliría sólo de manera parcial, pues no todas las contraprestaciones están alineadas y referidas al precio de mercado del hidrocarburo, incluso al tamaño del yacimiento a explotar.

"La simplicidad de los esquemas está por verse y las fórmulas sugeridas, sobretodo en el caso de la determinación de regalías y topes de gastos atribuibles a un proyecto, lucen complejas", apuntan.

Consideran que, a pesar de que la ley provee definiciones de conceptos técnicos, la realidad es que algunos de ellos no se encuentran reflejados y otros dejan lugar a diversas interpretaciones.

A pesar de ello, anotan, la iniciativa es precavida y menciona que, para varios elementos, ciertas reglas generales serán publicadas con posterioridad.

Los especialistas de KPMG México indican que además de la divulgación de la propuesta de la LIH, se prevén cambios en las leyes Federal de Derechos y de Coordinación Fiscal, en busca de la uniformidad del nuevo régimen.