En lo que va del año cerca de 28 mil autos usados han sido importados en forma definitiva a México por la frontera de Nuevo Laredo, informó el agente aduanal, Guadalupe Bautista Montoya.

Señaló que el 90 por ciento de las operaciones de importación definitiva se hace mediante el esquema de amparo, "lo hicieron por no contar con el Certificado de Control de Emisión de Gases Contaminantes, documento que es uno de los requisitos que marca el gobierno mexicano".

El agente aduanal dijo que los números actuales superan a los registrados durante el año anterior, pues en el primer trimestre del 2012 fueron 18 mil 600 unidades, mientras que en ese periodo del año en curso se importaron 22 mil 200 vehículos.

"Hay personas que buscan nacionalizar vehículos que no cuentan con el certificado, pero de todas formas lo tienen que adquirir a un precio de 35 dólares, ese certificado, de acuerdo al gobierno mexicano, es para evitar el ingreso de chatarra automotriz a territorio nacional", dijo.

Agregó que "por ello, todos los vehículos que vengan de Estados Unidos y Canadá, tendrán que cumplir ese requisito de contar con el certificado".

Bautista Montoya puntualizó que actualmente se pueden importar autos usados modelos 2005 y 2004 pagando sólo 10 por ciento de impuestos, 2007 y 2006 cubriendo el 50 por ciento, igual que las unidades con más de 10 años de antigüedad, el decreto actual tiene vigencia hasta el 31 de enero de 2014.