Indignación en Kenia por leve castigo a violadores de menor

Cientos de kenianos se manifestaron hoy para expresar su indignación por la condena contra varios hombres a cortar el césped de una comisaria policial luego de que participaron en la violación y asesinato de una adolescente en 2013.

Los manifestantes calificaron la sentencia como "una burla" de la Justicia para la menor de 16 años, quien falleció hace un año a consecuencia de las heridas sufridas tras la golpiza que le dieron sus violadores, según un reporte del diario Independent on Line.

La víctima, conocida por el seudónimo de Liz, fue golpeada y luego violada por seis hombres cuando regresaba del funeral de su abuelo en el oeste de Kenia en junio de 2013, destacó el reporte.

Los victimarios abandonaron a la menor en una zanja de aguas residuales sangrando, inconsciente y con una fractura en la espalda, causada por los golpes o al ser arrojada a la fosa, así como lesiones internas graves por la agresión sexual.

"Hemos venido a exigir justicia para nuestras hijas", dijo Jennifer Lucheli, de 45 años de edad y con cinco hijos, mientras marchaba por las calles de la ciudad de Kenia Occidental, cerca de la frontera con Uganda, para exigir justicia.

El caso generó indignación entre la población cuando se supo que tres de los seis presuntos violadores de Liz fueron obligados a cortar el césped alrededor de la estación de policía como castigo a su falta.

El jefe de la policía, David Kimaiyo, destacó que el castigo fue porque está en duda una violación masiva en contra de la adolescente, ya que el tiempo entre que supuestamente fue agredida y que los lugareños que acudieron a su rescate era muy rápido para que se hubiera dado.

"Es demasiado corto (el tiempo) para que seis asaltantes en pandilla la hayan violado", consideró el jefe policiaco.

"¡Exigimos justicia para Liz!" y "¡Cortar la hierba no es el castigo para la violación!", se podía leer en las pancartas que portaban los manifestantes.