Argentina pedirá suspensión de sentencia de EUA en crisis por deuda

Argentina solicitará la suspensión de la sentencia de la justicia de Estados Unidos que obliga al país a pagar de inmediato mil 500 millones de dólares a fondos buitre, reveló hoy el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof.

"Lo que pedimos es una suspensión para abrir un diálogo en condiciones justas, equitativas y legales, sin incumplir los compromisos de la Argentina", explicó el funcionario.

Kicillof detalló así los pormenores de la propuesta con la que Argentina encara una semana decisiva en materia de deuda, ya que en caso de no alcanzar una negociación el país quedará al borde de la cesación de pagos.

La suspensión es necesaria, señaló, para que Argentina pueda cumplir con los vencimientos por 900 millones de dólares que debe pagar el próximo 30 de junio al 92 por ciento de sus acreedores que aceptaron canjes de deuda.

El problema es que si sigue vigente la obligación de pago a los "fondos buitre", que representan al 8.0 por ciento restante de acreedores argentinos, los 900 millones de dólares quedarán embargados en bancos de Estados Unidos.

Kicillof expresó que los abogados tramitarán la suspensión de la sentencia del juez Thomas Griesa, y de manera paralela, iniciarán un acercamiento con los "fondos buitre" para tratar de negociar una forma de pago que no afecte al resto de los acreedores.

Para el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, dijo, es esencial que Griesa abra una puerta de negociación porque Argentina no está en condiciones de pagar los mil 500 millones que se le exigen de inmediato.

El riesgo es que si Argentina les paga ese dinero a los "fondos buitre", el 92 por ciento de los acreedores iniciará de inmediato demandas para exigir un trato igualitaria que obligaría al país a pagar 15 mil millones de dólares que no tiene.