Luego de que hace unos días subiera el nivel de la Presa Angulo, en Cuautitlán Izcalli, a metro y medio de su máxima capacidad, se iniciaron trabajos de dragado y limpieza para disminuir riesgos de desborde.

El alcalde de Atizapán, Pedro Rodríguez, informó que de presentarse algún problema con esta presa no sólo se inundarían las colonias de Izcalli, sino también el Jaral y Las Peñitas, en Atizapán, por lo que el desazolve y los trabajos para controlar este punto crítico se hacen en forma coordinada.

"Está el organismo de agua de Izcalli, Atizapan, la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM), es un trabajo tripartita que realizamos para tratar de prevenir inundaciones en Izcalli y Atizapán, son los puntos clásicos que año con año generan inundaciones y buscamos una solución" , dijo Pedro Rodríguez.

Precisó que además se hace la limpieza del río El Jaral, porque el colector que permitirá evitar que su nivel suba, estará concluido hasta finales de año, porque es uno de los principales puntos de riesgo en esta temporada, sobre todo si se registra una lluvia atípica que rebase los 70 milímetros.