Renuncia alto funcionario acusado de fraude electoral en Afganistán

El secretario de la Comisión Electoral Independiente (CEI) de Afganistán, Ziaul Haq Amarkhel, renunció hoy a su cargo, tras la acusaciones sobre su participación en el fraude en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 14 de junio.

Amarkhel negó las acusaciones en su contra sobre irregularidades en la votación y aseguró que dejaba su cargo por el bien de la unidad nacional y para evitar que se venga abajo la integridad del proceso electoral, según reporte de la agencia oficial de noticias PAN.

La renuncia se da un día después de que el equipo de trabajo del principal candidato a la presidencia, Abdullah Abdullah, publicó una grabación de audio que pone en evidencia cómo el funcionario electoral trata de influir los resultados en favor del candidato rival, Ashraf Ghani.

En la grabación, de unos 13 minutos, se escucha presuntamente la voz de Amarkel en reuniones que tuvo con varios funcionarios electorales provinciales y con integrantes del equipo de campaña de Ghani para planear el fraude.

En una conferencia de prensa en Kabul, el ahora ex secretario de la CEI insistió en varias ocasiones en que las grabaciones son falsas y subrayó que nada tenía que ocultar y que estaba de pie, firme ante el proceso electoral.

Abdullah, quien ganó la primera vuelta de las elecciones presidenciales del pasado 5 de abril con 45.0 por ciento de los votos, con 31.0 por ciento de Ghani, había pedido la suspensión del Amarkhel por irregularidades cometidas en el transporte de material electoral.

El ex canciller afgano acusó al jefe del secretario de la CEI de haber cometido irregularidades al transportar papeletas de voto sin utilizar en la segunda vuelta electoral, cuyos resultados se darán a conocer el próximo 2 de julio.

Pese a que en la grabación se escucha claramente cuando Amarkhel pide a la gente a votar por el Ghani, en conferencia de prensa de este lunes reiteró que la grabación es falsa y que es un "invento" del equipo de campaña de Abdullah para dañarlo.

Amarkhel dio las gracias al presidente afgano Hamid Karzai y el presidente de ICEI, Yousaf Nuristaní, por la confianza que reposaron él y elogió a los afganos que acudieron a votar a pesar de los desafíos y amenazas.