Regreso del clérigo Qadri a Pakistán provoca disturbios

La policía de Pakistán lanzó hoy gases lacrimógenos para dispersar a miles de partidarios del clérigo Tahirul Qadri, que se habían congregado en el aeropuerto de Islamabab para darle la bienvenida, sin embargo su avión fue desviado a Lahore.

La policía había acordonado las carreteras que conducen al aeropuerto de Islamabad, pero algunos de los simpatizantes del clérigo islámico antigubernamental -cantando "revolución islámica" y "viva el ejército"- lograron romper el cordón de seguridad.

Al menos 50 personas resultaron heridas -unos 30 manifestantes y 20 agentes de seguridad- en enfrentamientos entre la policía paquistaní y seguidores del clérigo, cuyo avión fue desviado a la oriental ciudad de Lahore, informaron fuentes policiales.

Los choques comenzaron cuando militantes del partido Movimiento del Pueblo de Pakistán (PAT, por sus siglas en urdú) intentaron cruzar las barreras de control para llegar al aeropuerto internacional Benazir y dar la bienvenida a Qadri, según el diario paquistaní Dawn.

Debido a los enfrentamientos, el avión en el que viajaba el clérigo paquistaní fue desviado a la ciudad de Lahore, donde Qadri está negociando con las autoridades su traslado a Islamabad, donde estaba previsto su llegada desde Canadá.

El clérigo, considerado un moderado religioso, reside en Canadá, pero regresó a Pakistán para dirigir una "revolución pacífica" contra el gobierno del primer ministro, Nawaz Sharif, una lucha con la que pretende liberar al país de la corrupción, la pobreza y la violencia.

La semana pasada, al menos nueve personas murieron y decenas resultaron heridas durante enfrentamientos entre la policía y seguidores de Qadri en Lahore por la decisión del gobierno de retirar unas barricadas levantadas frente al domicilio de clérigo.