Ordena Corte liberación de mujer sudanesa condenada a muerte

El Tribunal de Apelaciones de Sudán ordenó hoy la liberación de Meriam Yahya Ibrahim, una mujer cristiana de 27 años condenada a muerte por apostasía, tras negar el Islam y proclamar su fe en el cristianismo.

"El Tribunal de Apelaciones ordenó la liberación de Meriam Yahya Ibrahim y la cancelación del anterior fallo de la Corte", informó la agencia oficial de noticias de Sudán, SUNA, sobre el falló emitido el mes pasado por una Corte de Jartum.

Ibrahim fue condenado a 100 latigazos por el cargo de adulterio, al casarse con un hombre cristiano, y a la horca por apostasía tras negarse a renunciar a su fe y a reconocerse como islámica.

La mujer, cuyo padre era musulmán, pero que fue criada por su madre cristiana, fue declarado culpable de apostasía por haberse casado con un cristiano en Sudán del Sur, ya que el código penal de Sudán penaliza la conversión de musulmanes a otras religiones, con la pena de muerte.

El Tribunal de primera instancia dio a Ibrahim tres días para rechazar su fe cristiana y regresar Islam, religión de su padre y que por ley deben profesar los hijos de los sudaneses.

Ibrahim fue declarado culpable de apostasía después de que el Tribunal insistió en que era un musulmán, porque su padre era musulmán, a pesar de que Ibrahim dijo que había sido criado como cristiana desde los seis años, después de que su padre abandonó a la familia.

Con el falló su matrimonio con el estadunidense Daniel Wani en 2011 fue declarado nulo, con lo que también fue condena por adulterio, al tener relaciones sexuales con un hombre fuera matrimonio, por lo que fue condenada a recibir también 100 latigazos.