Yihadistas representan una amenaza existencial para Irak: Kerry

El secretario estadunidense de Estado, John Kerry, prometió hoy a Irak "un apoyo intenso y sostenido" para luchar contra el yihadista Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL), el cual representa "una amenaza para la existencia" del país.

Después de reunirse con el primer ministro iraquí, el chiíta Nouri al Maliki, en Bagdad, Kerry reiteró el compromiso de Estados Unidos de proteger la seguridad y la independencia de Irak, según la cadena árabe Al Arabiya.

"Es el momento de que los líderes de Irak tomen decisiones. Irak se enfrenta a una amenaza existencial y los dirigentes iraquíes deben responder a esta amenaza", declaró en conferencia de prensa.

El jefe de la diplomacia estadunidense aseguró que el apoyo de su país a Irak será "intensivo y sostenido", además sostuvo que si los líderes iraquíes llevan a cabo las medidas necesarias para mantener unido el país, el apoyo de Estados Unidos será aún más eficaz.

Kerry llegó este lunes a Bagdad, en una visita sorpresa en el marco de una gira por Medio Oriente y Europa, para presionar a al Maliki a formar un gobierno más inclusivo, que sofoque a la insurgencia sunita que se ha extendido por gran parte del norte y el oeste del país.

Kerry, cuya estancia en Bagdad durará unas pocas horas, viajará también a Erbil para reunirse con el presidente de la región autónoma del Kurdistán, Masud Barzani.

Su visita a Irak se produce mientras los rebeldes sunitas ampliar su control de las ciudades en todo el norte y el oeste del país.

Desde el pasado 9 de junio, cuando comenzó la ofensiva, los rebeldes sunitas han tomado el control de Mosul, de gran parte de la provincia de Nínive (norte), de la ciudad de Tikrit y de otros sectores de las provincias de Saladino (norte), Diyala (este) y Kirkuk (norte).

Los yihadistas del EIIL, que también combaten contra el régimen del presidente sirio, Bashar al-Assad, lanzaron su ofensiva contra el gobierno de al Maliki para tratar de expulsar del poder a la mayoría chiíta de Irak y establecer un califato islamista en la región.