Agradecen directores y actores recibir Ariel por su quehacer fílmico

Los directores y actores que anoche fueron galardonados con el Premio Ariel 2013 que otorga cada año la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas (AMACC) compartieron su sentir luego de recibir el máximo galardón al quehacer fílmico nacional.

Luego de recibir la estatuilla en la ceremonia que se llevó a cabo en el Palacio de Bellas Artes, de esta capital, la cineasta Paula Markovitch, cuyo filme "El premio" obtuvo cuatro Arieles en las categorías de Mejor Película, Mejor Edición, Guión Original y Mejor Ópera Prima, expresó:

"Quiero agradecer especialmente al Instituto Mexicano de Cinematografía y a México porque este es mi país desde hace 22 años; agradezco la tolerancia y amplitud de criterios para considerar que las obras de arte de hoy en día no tienen nacionalidad fija, quiero dedicar este premio a Sergio Gurrola, compositor de la película que me acompañó en todo el proceso".

En su oportunidad, el cineasta de origen uruguayo Rodrigo Plá, quien con su película "La demora" recibió el Ariel como Mejor Director y Mejor Guión Adaptado (realizado por Laura Santullo) agradeció estos reconocimientos y sobre todo que se destaque el trabajo de los escritores de cine.

"Muchas veces sólo se habla del director y los actores de una película y los escritores quedan un poco atrás, en el terreno desconocido... estoy muy contento porque nos hayan favorecido con dos premios tan importantes", expresó.

Roberto Sosa, quien este año se coronó con una estatuilla como Mejor Actor y con mucho entusiasmo posó para la prensa, mencionó que esta era su quinta nominación a estos premios y la segunda vez que los ganaba. "Estoy muy contento porque `El fantástico mundo de Juan Orol´ tardó muchos años en realizarse y en mis 35 años como actor, considero que ha sido uno de mis mayores retos".

Una de las más emocionadas de la noche fue Úrsula Pruneda, quien recibió el galardón como Mejor Actriz por su trabajo en la cinta "El sueño de Lú", dirigido por Hari Sama, y dedicó el premio a su hija.

En declaraciones a la prensa, la artista señaló que este tipo de reconocimientos confirman que vale la pena hacer arte, teatro, cine, "seguir por este camino que a veces puede ser ingrato, pero vale la pena porque uno se vuelve un mejor ser humano".

Destacó su emoción por ser premiada en su propio país, luego de ser distinguida por su actuación en Shanghái y Málaga. "Muchas veces el cine mexicano es más reconocido en otros países que en su lugar de origen, la gente del extranjero pide que se exhiba cine mexicano".

Orgulloso de que su filme "Cuates de Australia" haya sido premiado en las dos categorías en las que estaba postulado (Mejor Documental y Mejor Sonido), el cineasta Everardo González dijo sentirse muy contento porque se empiece a reconocer el género del documental en todas las categorías, "esto motiva a los equipos y a los demás cineastas a seguir adelante".