Eloy Valencia y Timotea Rangel, Tesoros Humanos Vivos

En reconocimiento a sus aportes a las culturas local y nacional, el músico Eloy Valencia Alfaro, de Zacán, y la cocinera tradicional Timotea Rangel Galván, de San Salvador Combutzio Paricutín, hoy Calzontzin, fueron reconocidos hoy aquí como Tesoros Humanos Vivos, en el marco del programa Galas Identitarias. Fiesta de las culturas vivas.

Al entregar los diplomas, Conrado Tostado Gutiérrez, director de Promoción e Investigación de la Dirección General de Culturas Populares, del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), expuso que se trata de un reconocimiento a sus personas y al tiempo que han dedicado a transmitir generosamente sus conocimientos y sabiduría.

"Se dice fácil, pero no lo es. Ellos ahora son tesoros no de México, Michoacán o Urupan, sino de la Humanidad", expresó el funcionario federal, ante los sonados aplausos de la comunidad y los fuertes rayos que cayereon sobre la Plaza Morelos de esta ciudad.

Este título, refirió, "lo creó la UNESCO. Lo llama tesoro humano viviente y se da a las personas depositarias de conocimientos milenarios o ancestrales, quienes en medio del gran ruido de la carrera en la que estamos metidos actualmente, podrían perderse fácilmente.

"Ellos son depositarios de saberes que han pasado de generación en generación y que, por haberlos transmitido, son tesoros humanos vivos", añadió para luego invitar a Eloy Valencia Alfaro, de 92 años, a pasar al escenario a recibir el diploma.

Tras unos minutos de aplausos, el maestro bajo del entarimado apoyado de su bastón y sonriente, así como algunas lagrimas que escurrían sobre su rostro.

Entrevistado por Notimex, aseguró que pese a los años que ha dedicado a la música, todavía siente que está en pañales y que su objetivo es continuar enseñando a ejecutar instrumentos y hacer que los niños y jóvenes lleguen a querer esta tradición purépecha como él lo hace.

Eloy Valencia Alfaro comenzó a estudiar música a los ocho años en su comunidad, después se traslado a Morelia para matricularse en el hoy Conservatorio de las Rosas.

De 1965 a 1983 fue maestro de música en Misiones Culturales de la Secretaría de Educación Pública en los estados de Guanajuato, Hidalgo y Michoacán. También trabajó en la Unidad Regional Michoacana de Culturas Populares y formó dos orquestas de cuerdas infantiles, una en Zacán y otra en Nuevo San Juan Parangaricutiro.

Actualmente apoya en solfeo a diferentes músicos de orquestas de Capacuaro, como los Hermanos Alonso y Hermanos Morales, se dijo esta tarde durante la segunda sesión de la cuarta jornada del programa Galas Identitarias. Fiesta de las Culturas Vivas.

Por otro lado, aún con la incredulidad de si iba o no a recibir un reconocimiento y un estimulo económico, doña Timotea Rangel Galván, de 81 años, subió al escenario ataviada con un rollo de paño, huanengo colorido, fajilla, rebozo y zapatos. Además lució aretes y collares de papelillo.

Al bajar comentó ante los medios que estaba muy orgullosa y emocionada de que su comunidad reconociera su labor como cocinera tradicional, labor que aprendió de su abuela y madre a temprana edad.

"Yo salí a recolectar frutas, quelites y hongos desde muy chica, me parecía que era un juego y me gusto. Ahora me mantengo de esto y soy muy feliz de que la gente coma los platillos que comían mis antepasados", mencionó Rangel Galván, mientras posaba para las cámaras de fotografía y televisión que la rodeaban.

El programa de actividades de la Fiesta de las Culturas Vivas continuó con la actuación del grupo Zyanya, que interpretó sonoridades purépechas; de los Hermanos Jiménez, quienes con su canción "Flor de Pascua" cautivaron al público, y los cantos pirecuas se abrieron pasó con la orquesta Mintzita Purhépecha, de las hermanas Ramírez.

Tubas, tambores, trompetas y guitarrones pusieron a bailar a los espectadores, quienes motivados por las alegres interpretaciones se levantaron de su asiento para mostrar sus mejores pasos.

El arte dancístico tomó parte al arribar Los Kurpites de Angahuan, colectivo en el que participan niños y jóvenes solteros.

Después tocó el turno del grupo de rap Golpe Bajo, que con sus letras y música busca crear conciencia en los jóvenes sobre el contexto sociocultural contemporáneo, y finalmente Vergelios, con sonidos propios del reggae que expresan mensajes de amor a la vida, cerró con broche de oro la cuarta jornada del programa.

Las Galas Identitarias. Fiesta de las Culturas Vivas es un programa auspiciado por la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) y la Dirección General de Culturas Populares del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

Hasta el momento la riqueza cultural viva de Chiapas, San Luis Potosí, Guerrero y Michoacán han tomado parte en este programa, el cual continuará en Zongolica, Veracruz, para finalizar la celebración del primer año de la Cruzada Nacional Contra el Hambre.