Mole con guajolote en cemita, platillo tradicional en festival poblano

El mole poblano, platillo que se puede degustar con guajolote, tamal de frijoles, en sopes y hasta combinarlo con ese tradicional pan de Puebla conocido como cemita, se huele y degusta en el Festival del Mole en Puebla.

En entrevista con Notimex, María Ricarda Castro Velázquez, originaria y representando a Huaquechula, dijo que en dicha comunidad el mole no puede faltar sobre todo en festividades como Todos Santos en las tradicionales ofrendas y el 3 de Mayo.

Comentó que lo principal que debe llevar es el guajolote, chile poblano, chile pasilla, chile chipotle, almendra, cacahuate, pasas, plátano macho, pan tostado, tortilla tostada, chocolate, galleta de animalito y los condimentos cilantro, comino, canela y clavo.

Refirió que para las ofrendas en noviembre hacen unos 20 kilos de chile, ya que a toda la gente que va se le ofrece un plato de mole.

"Es una gran satisfacción prepararlo y darlo a la gente, ya que siempre que lo comen les gusta y así nos lo hacen saber", acotó.

Al llegar al Parque del Carmen, ubicado a unas siete calles del Centro Histórico, ya se podía percibir el olor a mole poblano; cada puesto de los municipios participantes, atendidos por habitantes de eso lugares, mostraban el platillo barroco.

En el caso de Huaquechula todo era servido y preparado en barro. El mole estaba en una gran olla y era movido y servido con la tradicional pala de madera.

Al momento el platillo era servido a los comensales en platos de barro y con el pocillo de mismo material la bebida de preferencia.

Esteban Torres Tlatoa, chef y representante de San Martín Texmelucan, también en entrevista, dijo que hoy la cemita de mole es uno de los platillos que piden quienes se detienen a comer en el restaurante "La Naranjita", ubicado sobre la autopista México-Puebla en el entronque al municipio de San Martín Texmelucan.

"Mi esposa tiene 30 años como restaurantera, ella empezó con su mamá sobre la autopista México-Puebla en el entronque con San Martín Texmelucan en un terreno con un comal, después con unas láminas naranjas y por ello el nombre del restaurante La Naranjita", acotó.

Indicó que iniciaron con un puesto haciendo cemitas de milanesa, pata, cecina, pero posteriormente fue de mole y se hizo popular. En la actualidad ya es un restaurante con comida mexicana.

Torres Tlatoa dijo que el mole se puede servir con chilaquiles, enchiladas y con la torta de agua, en el caso de la cemita de mole puede ser con guajolote, pollo o hasta carne de cerdo.

Muchos poblanos se dieron cita en el Parque del Carmen para poder disfrutar en familia del domingo y comiendo mole, además que había puestos como el de Zacatlán el cual ofrecía su bebidas como es jugo de manzana sin alcohol, o también alguna bebida de fruta con licor.

También algunas artesanías como el papel amate de Pahuatlán, licores de distintos sabores como pistache, hierbas, coco, almendra, asimismo aguas de sabores como pepino con limón, piña, naranja, entre otros.

En el festival participaron los municipios de Chignahuapan, Atlixco, Huejotzingo, Atoyatempan, Puebla, Zacatlán, Pahuatlán, Amozoc, San Andrés Cholula, Izúcar de Matamoros, San Martín Texmelucan, Tlatlauquiteopec, Xicotepec de Juárez, Tochimilco, Huaquechula y Xochitlán de Vicente Suárez.