La Comisión Europea (CE) pidió hoy a España acelerar las reformas laboral, del sistema tributario y de pensiones previstas por el gobierno de Mariano Rajoy, a cambio de los dos años extras que le otorgó para corregir su alto déficit.

En sus recomendaciones de política económica para el país, la CE urgió al gobierno español a concluir máximo hasta que termine este año la regulación del factor de sostenibilidad en el sistema de pensiones.

La propuesta es que la edad de jubilación en España se incremente en función del aumento de la esperanza de vida, un cambio considerado esencial para "frenar el creciente déficit estructural del sistema de la Seguridad Social".

Madrid también deberá efectuar una "revisión sistemática" del sistema tributario para marzo de 2014, con el fin de explorar el margen existente para limitar el impuesto al valor agregado (IVA) reducido y para introducir nuevos impuestos ambientales, en especial sobre los carburantes.

Respecto a la reforma laboral, la CE propone que la revisión de sus efectos sobre el mercado esté concluida como máximo en julio próximo y que hasta septiembre de este año se presenten posibles modificaciones.

A cambio de los esfuerzos realizados por el gobierno español para corregir sus finanzas, Bruselas amplió hasta 2016 el plazo para que el país reduzca su déficit por debajo del umbral de 3.0 por ciento establecido en el pacto de estabilidad de la zona del euro.

España deberá alcanzar este año un déficit de 6.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), frente al 4.5 por ciento exigido antes, y reducirlo hasta 5.8 por ciento en 2014 y 4.2 por ciento en 2015, antes de situarlo en 2.8 por ciento para el año siguiente.