Debe considerar ley energética viabilidad financiera para renovables

El diputado Mario Sánchez Ruiz señaló que la legislación secundaria en materia energética debe incluir la viabilidad financiera para desarrollar proyectos de energías sustentables.

El presidente de la Comisión de Economía de la Cámara de Diputados destacó que "la viabilidad financiera de los proyectos de energías renovables y cogeneración eficiente estará supeditada a varios factores".

Entre ellos, citó "la nueva estructura del mercado eléctrico; las tarifas que se definan para el servicio público de transmisión y distribución, y los esquemas de incentivos fiscales o de mercado que se establezcan en leyes secundarias para este sector".

En un comunicado, el legislador panista consideró que esos conceptos deberán estar regulados en la nueva Ley de la Industria Eléctrica, a fin de que se incluyan todas las opciones de generación, principalmente las energías limpias.

Resaltó la conveniencia de que "la meta establecida en la ley fuera indicativa o aspiracional, y que ésta mandate a la Comisión Reguladora de Energía (CRE) definir objetivos anuales, con base en las prospectivas energéticas del país".

Abundó que también será importante definir qué porcentaje de la meta de "energía limpia" es renovable y qué parte corresponde a otras tecnologías.

"La ley deberá regular e incentivar a los particulares para que desarrollen y operen las opciones más eficientes dentro del mercado, fomentar las inversiones y dar espacio a los mecanismos de mercado para adoptar las tecnologías más competitivas, sin contemplar mecanismos de comando y control tan rígidos para todos los actores", opinó.

Afirmó que la legislación deberá precisar la competencia de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), únicamente para los asuntos relacionados con la contaminación ambiental y las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).

El diputado puntualizó que se requiere una ley que atienda el mandato de la reforma constitucional en materia energética, promueva la competitividad e implemente una política nacional para el desarrollo industrial sustentable.