Bello estadio Arena Pernambuco, pero muy lejos de la civilización

Además de los altos costos de los hoteles en general, uno de los aspectos con los que la afición de México tendrá que batallar para asistir al tercer partido del "Tri", será la enorme distancia a la que se encuentra el estadio Arena Pernambuco.

La belleza del inmueble es innegable y su tecnología también, ya que cuenta con paneles solares que generan, mediante energía solar fotovoltaica, la electricidad para el estadio.

El problema es que no está nada cerca de la zona céntrica de Recife, de hecho, se localiza en San Lourenço da Mata, localidad de del estado de Pernambuco, a 30 kilómetros de la playa Boa Viagem, el lugar más conocido de Recife y donde están hospedados la mayoría de los turistas.

Además de eso, pocas son las vías de acceso, ya que en carro, del centro, es solo un camino y si se toma taxi la tarifa no es nada barata, ya que se debe desembolsar al menos 200 reales (aproximadamente 100 dólares) y amenazan con que para el día del partido podría aumentar.

Para el que decida aventurarse en el transporte público, hay una especia de metro o tren ligero, solo que no parece suficiente para la demanda que habrá.

Además, si eso parece poco, la lluvia que está prevista, complicará toda esta situación de movilidad para la afición, medios de comunicación y agregados.