Mexicanos modifican hábitos de consumo

La población mexicana, en especial la que se ubica en la clase media, reporta un mayor gasto en productos de consumo masivo en el primer trimestre del año, pero destina menos recursos en cada viaje de compra, de acuerdo con Kantar Worldpanel México.

La empresa de investigación de mercados de consumo expone en un estudio que la clase media modificó este tipo de hábitos en el primer trimestre del año, es decir, "este segmento está consumiendo menos".

Una de las categorías en las que más se deja de gastar es cuidado personal, como son lociones y maquillaje, y también algunos alimentos como barras de cereal, sopas y cereales.

"En los primeros tres meses del año no necesariamente los incrementos de precios han logrado disminuir el consumo de algunas categorías gravadas como botanas, y en el caso de refrescos sí se están consumiendo menos litros, pero se está gastando un poco más que el año pasado", refiere.

Según el estudio Consumer Insight, que analiza el mercado mexicano de forma trimestral, la clase media en México gastó 3.4 por ciento más en productos de consumo masivo en el primer trimestre de 2014 que en el mismo periodo del año anterior.

Este segmento de la población, que representa casi una quinta parte, gasta más si se considera que las categorías que han sido gravadas con el Impuesto al Valor Agregado (IVA) en promedio subieron 13 por ciento sus precios y representan 31 por ciento del gasto.

"El incremento del salario mínimo en 2014 fue equivalente al de la inflación de 2013, lo que quiere decir que tenemos el mismo desembolso que el año pasado. Para poder pagar estos incrementos en algunas categorías tenemos que modificar nuestro gasto en otras" señaló Fabián Ghirardelly, Country Manager de Kantar Worldpanel México.

La clase media mexicana incrementó su gasto en refrescos, 52 pesos más respecto al primer trimestre de 2013, pero disminuyó en ocho litros su consumo; en contraste, el consumo de botanas se mantuvo, pese a que se gastaron 23 pesos más respecto al lapso de comparación.

De esta manera, según el análisis de consumo, los incrementos de precios, como resultado de la reforma hacendaria que entró en vigor en enero de este año, modifican la forma de comprar de los hogares mexicanos.