La lluvia, incesante seguidora del "Tri" en Brasil 2014

Un hecho curioso de la estancia de la selección mexicana en Brasil, con motivo de la Copa del Mundo 2014, es que donde se presenta no sólo es seguido por miles de mexicanos, sino también por intensas lluvias, algo que no ha sido la excepción en esta sede.

En Santos, cuartel general del "Tri", el clima era muy agradable, de hecho hasta caluroso, sin embargo, en los días subsecuentes, antes de su debut, la lluvia hizo acto de presencia con singular alegría.

Parecía que en Natal todo iba a cambiar, sin embargo, previo, durante y después del juego ante Camerún, el cielo no dejó de llorar durante más de 24 horas, lo que inclusive generó serias inundaciones en la ciudad y que se decretara estado de alerta.

En Fortaleza, la situación cambió un poco, ya que más allá de que el día del juego ante Brasil se dejaron caer unas gotas, solo se mantuvo nublado.

A su regreso a Santos, sin embargo, tuvieron que entrenar bajo la bruma y la lluvia, e incluso la temperatura bajó bastante, sin que esto fuera un problema.

El pasado sábado, esta ciudad tuvo un maravilloso sol con 28 grados centígrados, el "Tri" llegó después de las 20:00 horas y la lluvia se hizo sentir con gran intensidad en la madrugada.

Por la tarde ha vuelto a llover, solo momentos antes de que Croacia reconociera la cancha de la Arena Pernambuco y para mañana el pronóstico es de 90 por ciento de posibilidades de chubasco.