Topografía del Terror: Museo en el otrora centro del poder nazi

Junto al edificio Martin Gropius y cerca de la Potsdamer Platz de Berlín, en el lugar donde una vez tuvieron su sede la Gestapo y la dirección de las SS del III Reich, de Adolf Hitler, se levanta hoy la Topografía del Terror, en la que se documenta la historia de terror nacionalsocialista desde su gestación hasta 1945.

El lugar fue sede de la prisión central de la Gestapo y a partir de 1939 de la Oficina Central de Seguridad del Reich, la sede de los Jefes Supremos y del Servicio de Seguridad de las SS, por lo que se considera el centro de control del programa nacionalsocialista de persecución y exterminio.

Y es allí mismo donde ese centro documenta hoy en día su historia "in situ", con una amplísima exposición de fotografías y textos que van explicando al visitante la gestación y evolución del sistema paso a paso.

La exposición permanente del edificio, titulada "Topografía del terror. Gestapo, SS y Central de la Seguridad del Reich en las calles Wilhelm y Prinz Albrecht", se centra en la creación de las instituciones de las SS y la policía en el Tercer Reich, así como los crímenes perpetrados por las mismas en toda Europa.

A lo largo de varios páneles, principalmente con material fotográfico, ordenado temáticamente, y en los que se exponen también facsímiles de documentos, mapas y textos explicativos (en inglés y en alemán) los visitantes pueden sumergirse en cinco capítulos principales de la historia nacionalsocialista.

Se trata de la llegada al poder de los nazis, la creación de las instituciones del terror (las SS y la policía), el terror, la persecución y el exterminio en el territorio del Reich, las SS y la central de seguridad del Reich en los territorios ocupados y por último, el final de la guerra y la posguerra.

Además, la exposición ofrece documentación cinematográfica y de sonido.

Otra de las exposiciones permanentes es "Berlín 1933-1945. Entre la propaganda y el terror", que profundiza en la política nacionalsocialista en Berlín y sus consecuencias para la ciudad y su población, con fotos, artículos de periódicos y documentación.

Afuera del edificio se ofrece un paseo de 15 estaciones que complementan la exposición central con fotografías, documentos y gráficos en tres dimensiones para que el visitante se oriente al aire libre y sitúe cada uno de los lugares de los que se habla. Además se puede disponer de un audioguía.

Integrada en esta exposición se encuentran los restos del Muro de Berlín que también se exhiben en este lugar.

Además de las muestras permanentes, "Topografía del Terror" tiene programas temporales. Actualmente, hasta el 20 de julio, se expone "Detenidos, perseguidos y exterminados. Enfermos y discapacitados en la era nazi", con la colaboración de la Sociedad Alemana de Psiquiatría y Psicología y de la fundación en recuerdo de los judíos asesinados en Europa.

Documenta cómo este colectivo fue uno de los más perseguidos durante la época nazi al ser considerado una carga para el pueblo alemán, y plantea una reflexión sobre el valor de la vida humana. Hasta 400 mil personas fueron esterilizadas contra su voluntad partir de 1934 y más de 200 mil asesinadas.

El museo cuenta además con exposiciones itinerantes, entre ellas "Ante los ojos de todos: documentos fotográficos del terror nazi en la provincia" , "El rostro del gueto: fotos de fotógrafos judíos del gueto de Litzmannstadt entre 1940-44" o "¡Arde! Terror antijudío en noviembre de 1938".