Piden dos años y medio de cárcel para Dolce y Gabbana

El fiscal del Tribunal de Milán, Gaetano Ruta, pidió hoy dos años y medio de cárcel para los modistas Stefano Dolce y Domenico Gabbana, acusados de evasión fiscal.

Ambos son imputados de no haber pagado impuestos relativos a ganancias por casi mil millones de euros.

En particular se les acusa de haber omitido la declaración de ingresos y de haber dado informaciones falsas.

La pena carcelaria solicitada en su contra tiene que ver con el primer delito, pues el segundo se extinguió en abril pasado por prescripción.

Asimismo, el abogado de la Agencia de Ingresos tributarios pidió condenar a los modistas al pago de una indemnización de 10 millones de euros.

En marzo pasado, ambos fueron condenados por un tribunal de Apelaciones a pagar a Hacienda 343.4 millones de euros por evasión fiscal.

Tres meses antes, en diciembre de 2012, la corte Suprema rechazó la impugnación presentada por los abogados de los diseñadores para intentar detener el juicio en su contra.

Según los fiscales, los modistas vendieron la firma Dolce & Gabbana a una sociedad que crearon en Luxemburgo en 2004 con el fin de evitar el pago de impuestos en Italia, que tiene la presión fiscal más elevada del mundo.