Para colaborar en el repunte de la industria textilera de Jalisco, el Centro Tecnológico de las Industrias Textil y Vestido de Portugal (Citeve) inició aquí un plan de asesoramiento que tendrá como encomienda lograr que este sector se certifique para conquistar el mercado nacional e internacional.

En entrevista, el director general internacional del Citeve, Braz Costa, subrayó que trabajarán con las empresas del estado para capacitarlas en el rubro de la tecnología textil en base a la experiencia de Portugal y "establecer la colaboración con México a partir de Guadalajara".

Precisó que Citive brindará a las empresas locales asesorías en áreas como análisis de mercado, propiedad industrial y seguridad antes de exportar a determinado país, es decir, si se exporta por ejemplo a Estados Unidos "conocer la ley, la toxicidad, los componentes del producto".

Por su parte, Elder Rosendo, subdirector general de Citeve, indicó que se dedican al tema de la innovación y ensayos laboratoriales, y debido al gran potencial que registra Jalisco en el sector textil pensaron en instalarse aquí como un soporte para que mejoren sus productos.

Citive cuenta con representación en Portugal, Brasil, Túnez, Argentina, Paquistán y Chile, y a partir de ahora en México, con la nueva delegación en Guadalajara.

"La idea es trabajar con empresas mexicanas, aportar servicios que todavía no están aquí disponibles y cooperar con consultoría tecnológica, transferencia de tecnología, certificaciones de producto, ya que somos proveedores de servicios tecnológicos", apuntó.

Refirió que la industria textil representa para Portugal el 10 por ciento de las exportaciones y vende al extranjero 85 por ciento de lo que produce; cinco mil empresas de sector emplean a 130 mil personas.

Aseguró que el producto textil mexicano "con esa certificación será incuestionablemente más interesante que el producto chino, por ejemplo", recalcó Elder Rosendo y resaltó que la clave para salir adelante siempre será la innovación.

Comentó que el sector textil se mantendrá por siempre en el mercado porque tiene muchas aplicaciones. "Un coche tiene 40 kilos de textiles caros con funciones importantes, la industria del papel requiere de estas fibras, un sinfín de sectores lo necesitan".

Mencionó que no hay que pensar en el textil sólo como moda sino en todo el conjunto de aplicaciones técnicas donde la cuestión estética no es tan importante.

"Me refiero a una tela que se pone en un automóvil para reforzar un composite es textil técnico, una tela que hace un recubrimiento para un colchón de un hospital que tiene que tener ciertas propiedades actibacteriales, es un textil que desempeña otras funciones además del papel particular técnico que tiene", dijo.

"Una tercia parte del consumo de fibras en el mundo se destina a estos textiles más técnicos, pensamos siempre en ropa y moda, pero es solamente un tercio, el textil hogar es otro tercio y el textil técnico es otro tercio", acotó.