Generalizado el ajuste en expectativas de crecimiento regional: BID

En América Latina hay un ajuste generalizado de las expectativas de crecimiento para este año y la situación no es exclusiva de México, pues la economía global aún requiere mayor movilidad, expuso el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

La representante del BID en el país, Mercedes Araoz Fernández, señaló que la cercanía de México con Estados Unidos, cuyo mercado está en un lento proceso de despegue, dificulta el proceso de recuperación de la economía mexicana, aunque -insistió- es un problema de América Latina en su conjunto.

En los primeros días de junio, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Luis Videgaray Caso, aseguró que el ajuste del Banco Mundial (BM) en los estimados de crecimiento para México y otras naciones, refleja la desaceleración que vive la economía global.

Dijo a Notimex que la perspectiva de crecimiento del organismo internacional es de 2.3 por ciento para México, mientras que la previsión de la dependencia federal es de 2.7 por ciento y ello "está dentro de un rango comparable".

Explicó que dada la alta correlación económica con Estados Unidos, que mostró una desaceleración económica en el último trimestre de este año, se requiere avanzar en la diversificación de las exportaciones y fortalecer el mercado interno.

De esta forma, la funcionaria del BID consideró que aunque el crecimiento de México estimado para este año es bajo, tras el cambio efectuado por las autoridades hacendarias a su pronóstico de 3.9 a 2.7 por ciento, confió en que el país pueda crecer más.

"El promedio que se está hablando de los próximos años es probablemente llegar a 5.0 por ciento, una tasa de crecimiento mayor", aseveró.

Pidió paciencia porque a veces "los países estamos un poco, todos en América Latina, preocupados de que el ritmo bajó, todos teníamos mejores expectativas, pero es una situación que es global también", anotó.

Araoz Fernández estimó que América Latina en su conjunto comenzará un proceso de aceleración una vez que se tomen en cuenta algunas decisiones internas, haya una vinculación y fortalecimiento con otras economías de la región y otras zonas.

Ahora hay una mayor relación comercial entre los países latinoamericanos y la inversión, se están moviendo las diferentes naciones de la región, "todo eso es un movimiento bastante interesante que si bien no cubre las expectativas potenciales de crecimiento, yo creo que puede ayudarnos a dar una perspectiva positiva", sostuvo.

En el caso de México, Mercdes Araoz puntualizó que el proceso de reactivación de la economía va a tomar tiempo, pues hay decisiones que todavía faltan tomar a nivel del país y las cuales pueden impulsar más rápido el crecimiento.