Desplazan latinos nacidos en EUA a inmigrantes en obtención de empleos

Los latinos nacidos en Estados Unidos desplazaron a los hispanos inmigrantes en la obtención de empleos en este país durante la recuperación económica posterior a la recesión del 2007-2009, de acuerdo con un estudio del Centro Hispano Pew.

Los inmigrantes latinos dejaron asimismo de representar por primera vez en dos décadas a la mayoría de los trabajadores hispanos en Estados Unidos, con un 49.7 por ciento del total, en lo que marcó una caída en relación con su techo de 56.1 por ciento en 2007.

"Aunque los latinos han ganado 2.8 millones de empleos desde que la recesión terminó en 2009, sólo 453 mil puestos de trabajo fueron para inmigrantes", señaló el análisis.

Más aún, estableció el Centro Pew, los incrementos en empleo para inmigrantes latinos tuvieron lugar en los primeros dos años posteriores a la recuperación, entre 2009 y 2011, y desde entonces la ocupación de inmigrantes hispanos se mantiene inamovible.

Entre los factores citados por el estudio figuran el decreciente flujo de inmigrantes hispanos a Estados Unidos en los últimos años,

"La Gran Recesión, una tibia recuperación de empleos, más estrechos controles fronterizos y más deportaciones han contribuido a mitigar la migración a los Estados Unidos desde América Latina" en años recientes, señaló.

El análisis documenta que desde el inicio de la recesión, en diciembre de 2007, el crecimiento de la fuerza laboral inmigrante hispana, definida como aquella de personas mayores 16 años de edad, se ha "desacelerado dramáticamente".

En contraste, la mano de obra de trabajadores latinos en Estados Unidos continúa a un rápido ritmo de expansión, aún cuando la economía estadunidense ha mostrado signos de desaceleración en los últimos trimestres.

El fenómeno de la menor proporción de inmigrantes latinos en la fuerza laboral contrasta con las tendencias registradas en Estados Unidos tras la gran recesión, en lo que fue atribuido en parte a la burbuja económica generada en el mercado inmobiliario.

Entre 2004 y 2007, durante el "boom" de la construcción de casas, los inmigrantes latinos ganaron 1.6 millones de empleos, casi el doble de los 829 mil nuevos empleos obtenidos por los latinos nacidos en Estados Unidos.

Pero sólo el sector de la construcción dejó sin trabajo a 520 mil latinos durante la recesión del 2007 al 2009, de los cuales 340 mil correspondieron a hispanos inmigrantes.

De acuerdo con el estudio del Centro hispano, ninguno de los empleos perdidos en el sector de la construcción ha sido restablecido.

"Entre los latinos nacidos en los Estados Unidos, la proporción de trabajadores que laboran en la construcción cayó del 19 por ciento en 2007 al 15 por ciento en el 2009, y se ha mantenido desde entonces en ese mismo nivel", precisó.

El Centro Hispano Pew anticipó que la proporción de la fuerza laboral latina nacida en Estados Unidos continuará creciendo en los próximos años y que es improbable que los hispanos inmigrantes regresen al país en número significativos.

"Algunos economistas creen que Estados Unidos entró a una nueva era de crecimiento económico desacelerado. De ser así el crecimiento de empleos en el futuro puede no ser lo suficientemente fuerte para revigorizar la inmigración desde América Latina", señaló.

El estudio hizo notar que otra de las incógnitas será la dirección futura de la política migratoria de Estados Unidos.

Aunque el Senado aprobó una iniciativa de reforma migratoria en junio del año pasado, expertos consideran improbable que la Cámara de Representantes someta a votación una iniciativa similar este año.

Finalmente, señaló el estudio, los demógrafos han hecho notar que las "fuertes bajas" en las tasas de nacimiento en países latinoamericanos podrían reducir la presión para mirar hacia Estados Unidos en el largo plazo.