Más de 350 mil desplazados en Pakistán por ofensiva contra Talibán

Más de 350 mil personas han sido desplazadas de Waziristán del Norte, Pakistán, por la ofensiva que lanzó el Ejército paquistaní contra refugios talibanes, tras el asalto de la semana pasada contra el aeropuerto de Karachi.

A una semana de la ofensiva militar en Waziristán del Norte, cerca de la frontera con Afganistán, el gobierno paquistaní presentó este domingo un balance del operativo, que según el primer ministro, Nawaz Sharif, continuará hasta que sean eliminados los terroristas.

La Autoridad de Gestión de Desastres Fata (FDMA) informó que hasta esta tarde al menos 352 mil 501 personas, entre ellas 132 mil 973 niños, se han visto obligados a huir de Waziristán del Norte y buscar refugio en otras ciudades, principalmente en Saidgi.

Desde las primeras horas de este domingo largas filas de autobuses y camiones esperaban para entrar en la ciudad, a unas horas de vencerse el ultimátum dado por el Ejército para la salida de los civiles de las regiones afectadas, ante el inicio de la ofensiva terrestre.

"Esta es una gran tragedia humana, especialmente para aquellos que han huido de sus hogares por el bien del país", afirmó Arbab Muhammad Arif, responsable regional, en una conferencia de prensa, tras la tregua temporal para permitir la salida de los refugiados.

Equipos de la FDMA han sido desplegados a la región para registrar y autorizar la salida de los refugiados y proporcionarle tarjetas de identidad temporal, según un reporte de la cadena de noticias Dawn.

Arif dijo que el gobierno había movilizado 20 mesas de registro para el apoyo a las personas desplazadas, además de cuatro unidades móviles de salud, para aplicarle la vacuna contra la polio, dado el reciente brote registrado de la enfermedad en el país.

"Los trabajadores de salud estaban administrando gotas de la vacuna contra la polio a los niños", destacó el funcionario, tras reconocer que existe el temor de que los refugiados contagien la poliomielitis, ya que muchos de los niños desplazados no han sido vacunados.

El Ejército de Pakistán informó en su reporte que 30 terroristas murieron en las últimas horas en los ataques dirigidos entre la noche del sábado y esta madrugada en varias regiones de Waziristán del Norte.

Tres escondites de presuntos insurgentes del movimiento Talibán fueron destruidos en el área Hassu Khel de Waziristán del Norte, destacó el reporte del Ejército, aunque esta información no se ha confirmado aún por los insurgentes o por fuentes independientes.

El Ejército aseguró que desde el inicio del operativo, el pasado 15 de junio, al menos 200 militantes, muchos de ellos uzbekos, habían sido asesinados, principalmente en la localidad de Shawal y otras zonas de Waziristán del Norte.

La operación, denominada "Zar-e Azb" (Afilado y cortante), fue lanzada tras el asalto contra el aeropuerto de la ciudad de Karachi de la semana pasada, que dejó al menos 29 muertos y fue reinvidicado por el Movimiento Islámico de Uzbekistán (IMU).