Maguey alimenta y ayuda a regeneración de suelos en Tlaxcala

La tradicional planta del maguey, originaria de nuestro país, es uno de los recursos del campo más benéficos para la población, pues además de ser la base para la elaboración del famoso pulque, sirve para ayudar a la regeneración de suelos erosionados.

En Tlaxcala, el maguey, que en otras épocas se extendía por miles de hectáreas, es usado por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) para regenerar y conservar suelos, en municipios con grave erosión.

Gisela Lucero Zepeda, delegada de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), señaló en entrevista que para apoyar a la restauración y conservación de 50 hectáreas erosionadas del municipio de Lázaro Cárdenas, al oriente del estado, se sembraron plantas de maguey.

Dijo que a través de uno de los proyectos del Pronafor, programa rector de la institución, "se sembraron 19 mil plantas de maguey" en el ejido de Lázaro Cárdenas, de ese municipio.

Estas plantas servirán para retener la humedad durante la época de lluvias y como barrera para evitar la erosión eólica.

Reiteró que en el ejido de esa comunidad, además de la siembra de miles de árboles de pino, de tres especies, se sembraron magueyes para evitar la degradación de los suelos.

Por su parte, Rosario de Ita Cisneros, vocera de la Conafor, detalló que el uso de magueyes es utilizado desde el 2012 en algunos municipios más para apoyar la conservación de suelos, "aunque la base de la Conafor es la plantación de árboles", puntualizó.

Dijo que a través del Programa Nacional Forestal (Pronafor) se han destinado recursos para atender y conservar suelos forestales de la entidad, específicamente con proyectos apoyados por el Programa de Compensación Ambiental por Cambio de Uso de Suelo.

Dependiendo de las condiciones de la zona, en Tlaxcala son propicios para sembrar maguey municipios como Altzayanca, Emiliano Zapata, Nanacamilpa, Españita, Terrenate y Huamantla, entre otros.

Por otra parte, la tela que cubre el maguey, el mixiote, dio el nombre a uno de los platillos típicos mexicanos más sabrosos.

Para este platillo, denominado en muchas partes del país como mixiote, que se hace con carne de res, borrego o pollo, se utilizaba la piel que cubre las hojas del maguey, pero actualmente no se permite su comercialización, ya que daña severamente a la planta.

A su vez, productores de la zona de Nanacamilpa señalaron que buscan rescatar el cultivo de maguey sembrando más de 2 mil hectáreas de esa región con plantas.

Cenobio Becerra García, representante de una agrupación de productores de pulque, denominada Grupo Pulmex, señaló que la planta podría incentivar la producción de la bebida, a la vez que evitar la erosión de suelos en esa zona boscosa del estado.

"Con la plantación de más hectáreas de maguey podemos mejorar su rendimiento y acortar el tiempo que tardamos en que una planta pueda ser utilizada para producir pulque", acotó.

Explicó que sólo en los tres ejidos con que cuenta Nanacamilpa se pueden cultivar maguey "en unas dos mil 800 hectáreas".

"-Tenemos- tierra cultivable, la cual también nos permite tener maguey y al mismo tiempo otro tipo de cultivos, por lo que estamos concientizando a la gente de que es necesario plantar maguey para evitar la erosión", acotó.

El maguey pulquero, manso o de montaña (Agave salmiana) es una planta de origen mexicano, a partir de cuyo zumo se produce la bebida alcohólica llamada pulque.

En México crecen y prosperan al menos 136 especies, 26 subespecies, 29 variedades y 7 formas de magueyes, desde los pequeños magueyes henequeneros cuyas fibras utilizaron los antiguos nativos meso-americanos para proveerse de vestimenta y gran número de utensilios.

Hasta los gigantescos magueyes del altiplano mexicano que llegan a alcanzar tres metros de altura y 10 metros de circunferencia, esto último de acuerdo con Wikipedia.