Israel prosigue ofensiva para encontrar a tres jóvenes secuestrados

Las tropas israelíes mataron a dos palestinos y arrestaron a otras diez personas en Cisjordania, en el marco de la búsqueda masiva de tres jóvenes judíos secuestrados hace nueve días.

Durante la operación militar, los soldados mataron a tiros a un hombre en Nablus, que de una manera amenazante se acercó a los militares y no hizo caso a las advertencias, además un funcionario médico palestino aseguró que otro civil fue asesinado.

Un funcionario de un hospital palestino, Ahmed Bitawi, aseguró que un hombre fue muerto a tiros en la ciudad de Ramala, de acuerdo con un reporte de The Jerusalem Post.

Uno de los muertos fue identificado por la agencia palestina de noticias Maan como Ahmad Said Suod Khalid, de 36 años, del campamento de refugiados de Al-Ein en Nablus. La otra víctima era Mahmoud Ismail Atallah de Ramala.

Los palestinos dicen que Khalid fue baleado mientras se encontraba en su camino a una mezquita, aunque las tropas israelíes dijeron que él se acercó a ellos de una manera amenazante.

Según las Fuerzas de Defensa de Israel, los soldados hicieron disparos de advertencia, sin ningún resultado.

El ejército aseguró que una investigación inicial sobre el caso mostró que Khalid parecía inestable mentalmente.

En total, cinco palestinos han muerto en Cisjordania desde el comienzo de la operación militar Shuv Ajim "Volver Hermanos", la mayor desde la conocida como Muro de Defensa en 2002.

Las autoridades militares israelíes realizan una búsqueda en cada hogar de las localidades de Cisjordania para hallar a los tres adolescentes secuestrados presuntamente por militantes de Hamas.

Un oficial israelí que participa en la búsqueda anotó a la edición electrónica del diario Yediot Aharonot que unos 350 palestinos han sido arrestados desde el comienzo de la operación y que se han inspeccionado mil 300 viviendas.

Horas más tardes, decenas de palestinos atacaron una estación de la policía de la Autoridad Palestina en Ramalá, dañando siete vehículos. En respuesta a la protesta, las autoridades abrieron fuego e hirieron a tres manifestantes.

Los palestinos aseguran que las Fuerzas de Defensa de Israel, que operan en Ramalá y Al-Bireh arrestaron a un importante líder religioso.

Durante una operación militar en Cisjordania el ejército israelí ha invadido el edificio de Palmedia en Ramala destruyendo oficinas de los medios de comunicación árabes, incluyendo la corresponsalía del canal ruso de noticias RT.

Según la corresponsal de RT en Ramala, los militares derribaron las puertas del edificio, destruyeron las oficinas arrendadas y confiscaron los datos del archivo.

Al comienzo de la reunión semanal del gabinete, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reconoció que la operación de rescate conducirá inevitablemente a la fricción con la población civil palestina.

El ejército israelí no tiene ninguna intención de hacer daño a ningún palestino inocente, pero en el proceso de autodefensa en ocasiones hay víctimas, sostuvo el primer ministro.

Netanyahu comentó que el ejército israelí estaba enfocando en traer a salvo a casa Naftali Fraenkel, Gil-Ad Shaer y Eyal Yifrah, así como la búsqueda de quienes los secuestraron y "dañar a la organización a la que pertenecen."

El primer ministro reiteró que Israel tiene pruebas inequívocas de que Hamas estaba detrás de los secuestros.