Guatemala refuerza presupuesto policial con bienes decomisados

Basadas en una ley con vigencia reciente, autoridades guatemaltecas refuerzan el presupuesto de las entidades de seguridad y justicia con recursos que arrebatan al crimen organizado.

La Ley de Extinción de Dominio de Guatemala fue aprobada por el Congreso Nacional (unicameral, 158 diputados) a fines de 2010 y entró en vigencia en julio de 2011.

El ex presidente Álvaro Colom, quien concluyó su mandato de cuatro años en enero de 2012, dijo en su momento que la nueva legislación sería fundamental para abatir al narcotráfico que dominaba en amplias regiones del país.

La actividad de grupos del narcotráfico locales, que al parecer encabezan cárteles internacionales, es creciente en Guatemala que con limitados recursos enfrenta las diversas manifestaciones del crimen organizado.

Según fuentes de la policía, los grupos del narcotráfico guatemalteco cuentan con un enorme poder económico que les permite adquirir las mejores armas, vehículos y propiedades que utilizan en función del rendimiento de sus "negocios sucios".

Las fuerzas de seguridad desarticularon una banda de narcotraficantes encabezada por Eduardo Villatoro Cano, alias "Guayo", considerado uno de los mayores jefes criminales de Centroamérica.

"Guayo" es acusado de dirigir la ejecución de ocho agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), atacados el 10 de junio de 2013 en una comisaría del departamento de Quetzaltenango.

El supuesto jefe del narcotráfico y dueño de una gran fortuna proveniente de sus actividades criminales, huyó del país y fue capturado por la policía mexicana el cuatro de octubre del año pasado en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.

El pasado 10 de junio, el juzgado específico de Extinción de Dominio emitió una sentencia que trasladó al Estado 23 vehículos de lujo y de reciente modelo de un total de 79 incautados en 2013 a "Guayo" y su banda.

Las autoridades guatemaltecas decomisaron al grupo criminal tras su desarticulación, además de vehículos, fincas, residencias y medio centenar de pistolas, fusiles, 43 caballos pura sangre, 67 gallos finos, entre otros.

El Consejo Nacional de Administración de Bienes en Extinción de Dominio (Conabed), en sesión el pasado 19 de junio, aprobó la administración de 10 millones 394 mil quetzales (un millón 330 mil dólares).

El monto, producto de las sentencias firmes a favor del Estado emitidas en procesos de los últimos seis meses, se distribuirá entre el Ministerio Público (MP), Ministerio de Gobernación, Organismo Judicial, entre otras instituciones que reforzarán así sus presupuestos.

La vicepresidenta Roxana Baldetti dijo que es la segunda aportación de recursos este año, luego de la asignación de 14.2 millones de quetzales (1.8 millones de dólares) del pasado enero.

Según datos del Conabed, en los últimos dos años se han completado los procesos de extinción de dominio y, como consecuencia de las sentencias firmes del juzgado específico, se ha beneficiado al Estado con 18 millones de dólares en efectivo, bienes y propiedad, arrebatadas al crimen organizado.