María Luisa Landín destacó con su inigualable voz en género del bolero

Gracias a su inigualable voz e interpretación, María Luisa Landín logró ganarse el mote de "La reina del bolero" y ganó fama por la canción "Amor perdido", de la autoría del puertorriqueño Pedro Flores, una de las más sonadas en la década de los cincuenta.

La cantante falleció a los 92 años de edad por una neumonía con insuficiencia respiratoria.

María Luisa Landín Rodríguez nació en la Ciudad de México el 9 de octubre de 1921. A los 14 años de edad comenzó a cantar en casas y fiestas en compañía de su hermana Avelina; para 1936 comenzaron a hacer sus primeras presentaciones profesionales en las radiodifusoras nacionales XEYZ y XEFO.

Conocidas como Pirita y Jade, las hermanas fueron ganando fans y se colocaron en poco tiempo dentro del gusto del público.

En 1938 fueron contratadas en exclusiva por la radiodifusora XEQ, que promovió una rivalidad artística entre ellas y las Hermanas Águila, a quienes presentaban como -El Mejor Dueto de América-.

Durante algunos años Avelina y María Luisa cantaron juntas, luego ya no les gustó el nombre de Pirita y Jade y decidieron ser Mari-Lina, para finalmente quedar como Las Hermanas Landín. Tiempo después el dueto se desintegró pues Avelina se casó con Ángel Zempoalteca y truncó su carrera como cantante.

María Luisa formó un trío con las hermanas Emma y Aurora del Mar, y más tarde cantaría a dúo con el tenor Néstor Mesta Chaires, con quien hacía programas patrocinados por una compañía refresquera.

También aparecía en otros programas de radio, donde conoció y trabajó con el músico y compositor puertorriqueño Rafael Hernández Marín, apodado "El Jibarito", quien alcanzaría posteriormente gran fama y éxito como compositor de boleros.

En 1941, María Luisa grabó una versión del conocido bolero "Hay que saber perder", autoría de Abel Domínguez. El disco se convirtió en un gran éxito y rompió récords de ventas.

Consolidada como una cantante profesional, Landín comenzó a realizar giras en diversas plazas de la República Mexicana y posteriormente en Sudamérica.

Para 1949 grabó "Amor perdido", que se convirtió en un éxito total, sino que con los años llegaría a ser un clásico de la música popular mexicana, que se sigue tocando décadas después de grabada.

En 1950, aprovechando el éxito de la canción, se filmó la película "Amor perdido", dirigida por Miguel Morayta (1907), interpretada por las rumberas cubanas Amalia Aguilar y Yadira Jiménez, acompañadas por Tito Junco, y con la intervención, por supuesto, de María Luisa Landín que interpreta la canción titular, y también con Dámaso Pérez Prado y María Victoria.

Algunos de los temas más conocidos de Landín son "Canción del alma", "Hay que saber perder", "Aunque tengas razón", "Será por eso", "Nunca más", "Que te vaya bien", "Te lo juro", "Tu felicidad", "Miseria" y "Somos diferentes", entre otros 50 temas más.