Quintana Roo ofrece gastronomía internacional e impulsa la nacional

El concepto hotelero "todo incluido" en Quintana Roo no impide que la zona ofrezca lo más variado de la gastronomía internacional y el impulso a la nacional, destaca la vicepresidenta de la Cámara Nacional de Restaurantes y Alimentos para Yucatán y Quintana Roo, Kit Bing Wong.

La directiva de la Canirac añadió que en el Caribe mexicano, la oferta "gourmet" es sumamente variada y vasta, para cualquier turista del mundo.

Además, resaltó que la gran calidad e higiene que se ofrece es referente mundial, gracias a que Quintana Roo es el estado con mayor número de distintivos "H" que se otorgan a los restaurantes por el manejo adecuado de los alimentos.

Expuso que no sólo en Cancún sino en la Riviera Maya, además de establecimientos de calidad gourmet internacional, hay muchas franquicias de alimentos, como las de comida rápida, cafeterías y de bebidas energéticas.

Refirió que lo mismo hay restaurantes en los hoteles boutique que ofrecen confort, privacidad y servicios personalizados de primera clase que los grandes complejos donde, a pesar de que operan bajo el esquema "todo incluido", ponen especial atención a la comida.

De esa manera, abundó, en el corredor Cancún-Tulum, de más de 100 kilómetros, como en la zona hotelera, en los 22 kilómetros de la avenida Kukulkán, los paseantes pueden disfrutar platillos de la cocina italiana, española, francesa, estadunidense, sudamericana y marroquí.

Por supuesto, continuó, de la mexicana, desde la de la parte central del país, como los mariscos de las costas, del Golfo de México y el océano Pacífico, así como la del norte de país y la yucateca.

Por otra parte, el chef de la Universidad Tecnológica (UT) Cancún, César Ramírez Rodríguez, acotó que desde 2010, luego de la Unesco declaró la Cocina Mexicana como patrimonio inmaterial de la humanidad, en la entidad, se vive un movimiento importante para darle su lugar en la oferta turística.

"El "todo incluido" llega a afectar el consumo de guisos internacionales, pero el turista viene en busca de platillos únicos y eso permite ampliar la oferta, incluso, cada vez más hoteles habilitan más espacios en sus restaurantes de especialidades", indicó.

Ramírez Rodríguez recordó que en muchos de los hoteles, no sólo de México sino a nivel internacional, hay platillos mexicanos incluidos en sus menús, que muchos extranjeros llegan a pedirlos ex profeso.

Subrayó que recientemente, a la gastronomía nacional se le combinan recetas tradicionales elaboradas con productos regionales de la cultura maya.

En ese sentido, mencionó que cada vez hay más conocimiento de la cocina mexicana y la tradicional maya, que incluyen una gran cantidad de recetas, guisados, aperitivos, salsas y bebidas con jitomate, chiles, frijoles, la lima o aguacate.

Afirmó que a pesar de que en algún momento, los turistas, sobre todo los de Estados Unidos y Canadá, principales clientes de Cancún, tenían temor de comer ciertos platillos, ahora piden que les preparen guacamole, nachos y quesadillas.

También, continuó, las enchiladas, las fajitas, flautas, burritos y tacos de pollo, así como tamales, de los cuales últimamente se impulsa su consumo.

"El objetivo es que la comida mexicana sea considerada gourmet y para allá vamos", estimó.

Recientemente a la "dieta" de productos del mar se le incluyó el pez león como sustituto de la langosta y caracol rosado, mismos que están en veda.

De hecho, refiere que se trata de una estrategia muy importante para tratar de controlar la reproducción de esta especie invasora que afecta a la vida en torno a los arrecifes.

Esta localidad y la Riviera Maya, destinos turísticos de clase mundial, con más de 80 mil cuartos de hotel, ofrecen a los visitantes una amplia oferta prácticamente de todas las culturas e incluso fusionadas entre ellas.