Árbol de las Manitas en Toluca es único ejemplar natural en el Edomex

En el interior de una casa de esta capital se encuentra uno de los árboles emblemáticos de la entidad, el Árbol de las Manitas, conocido así por la forma de sus flores.

Se encuentra en el jardín de la casa de la familia Colín, en la colonia Lomas Altas, a donde cada año acuden cientos de personas para disfrutar y conocer esta especie, desde hace más de 200 años.

Es un árbol de clasificación botánica perteneciente a la especie de las esterculiáceas, en peligro de extinción, de hecho es único ejemplar natural en la entidad, toda vez que existen otros cultivados por método in vitro, por la Universidad Autónoma del Estado de México (UAEM).

De acuerdo con la historia, en 1803 Aimé Bonpland, acompañante de Alexander Von Humboldt en Toluca, le dio nombre y clasificación botánica a esta especie.

En náhuatl se llama árbol "Macpal-xochitl-cuauhuitl", que significa "árbol con flor como la palma de las manos", aunque también se le conoce como "ezmaitl" o "mano sangrante", ya que las flores carecen de corola, el cáliz está constituido por cinco piezas rojas y los estambres están unidos en una columna e inclinados hacia afuera, lo que da la apariencia de una mano.

El Árbol de las Manitas, florece de noviembre a marzo, y entre sus propiedades en la medicina tradicional se le conceden cualidades curativas, especialmente en padecimientos del corazón, nerviosos y presión.

Es una especie que existe desde hace 200 años, tiene aproximadamente 12 metros de alto, corteza café rojiza, está en peligro de extinción y además de la ciudad de Toluca, se encuentra en Chiapas, Oaxaca y Michoacán. NTX/CBQ/GPG