UANL abre Sala Interactiva de la Ciencia para interesar a los jóvenes

La Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL) informó que puso en marcha un espacio para la difusión de la ciencia y tecnología a través del juego, la experimentación y actividades entretenidas e interactivas para niños y jóvenes.

La institución de educación superior informó que la Sala Interactiva de la Ciencia (Siciencia) es un espacio donde los escolares de primaria, secundaria y preparatoria podrán tener un acercamiento con la física, biología, química y otras disciplinas de manera lúdica y divertida.

En este lugar, resaltó, los visitantes realizarán experimentos para aprender física aplicada a la vida cotidiana, serán capaces de producir energía a través de vegetales y elaborar un carro sólo con botellas y fichas, mismo que podrá circular gracias a la energía del sol.

Esta sala se encuentra en la Unidad de Desarrollo de Instrumentos Científicos y Tecnológicos de la UANL.

Indicó que con la Sala Interactiva se espera atender a cerca de 10 mil alumnos durante el ciclo escolar 2014-2015, quienes serán guiados por académicos de la Facultad de Ciencias Físico Matemáticas a través de un recorrido que incluye breves charlas, experimentos y exposiciones.

El Director de la Unidad de Desarrollo de Instrumentos Científicos y Tecnológicos, José Luis Comparán, expresó que "en este centro realizamos la certificación a un grupo de 60 profesores de física de secundarias del estado ".

" En ocasiones venían acompañados por los alumnos a quienes les presentábamos la física experimental y les gustaba mucho, y fue evidente que existe una necesidad por acercar a los estudiantes a la ciencia y tras ese ejercicio se decidió crear esta sala", dijo.

Explicó que la física es una ciencia experimental y se debe enseñar como tal, porque de no ser así, el profesor medio enseña y los alumnos medio aprenden.

El especialista resaltó que "en nuestro país tenemos un rezago científico fuerte, porque hemos enseñando las ciencias de una manera no muy didáctica; nos hemos hecho profesores en la marcha".

"Con el tiempo aprendemos las técnicas pedagógicas sin haber tomado cursos, pero aquí no se vale decir que echando a prender se aprende; queremos que nuestra juventud se encuentre a temprana edad ante fenómenos científicos y busque una explicación correcta", indicó.

Manifestó que en México sucede que es hasta el nivel de preparatoria que el alumno -a los 17 años- entra por primera vez a un laboratorio y es una edad muy tardía.

"Necesitamos que los niños desde los cinco años se acerquen a la tecnología para evitar que el rezago sea mayor, urge que se interesen cómo funcionan las cosas y en base a su interés buscar respuestas", enfatizó.

"De otra manera ", expuso, "no los podemos forzar, necesitamos ofrecer una ciencia de primer nivel para competir con ciudadanos de todo el mundo".