Destacan importancia del acervo de FICA; será reconocido por la UNESCO

Casi un millón de negativos e imágenes que plasman los cambios en la Ciudad de México y en el interior del país, de la Fundación Ingenieros Civiles y Asociados (FICA), fue incluido en el acervo de la UNESCO, reconocimiento que se hará oficial el próximo lunes.

Entrevistada por Notimex con relación a la Inclusión del Fondo Aerofotográfico 1930-1990 en el programa de la UNESCO, Ana María Ruiz Vila, directora general de FICA, comentó que el reconocimiento será recibido por Bernardo Quintana, presidente de ICA, en el marco del sexto Seminario Internacional de Archivos Sonoros y Audiovisuales, en la Fonoteca Nacional, ante las autoridades del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta).

"Es un gran logro y un gran esfuerzo durante nueve años para poder lograr el registro y el reconocimiento de la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura) de un acervo tan importante y único por su valor a nivel internacional, es muy importante para nosotros", afirmó la directora.

Ruiz Vila explicó que la intención de que el acervo de ICA fuera incluido por la UNESCO desde que se evaluó a través de una curaduría, fue sobre todo por la importancia y relevancia de las imágenes, así como la prospectiva para poder hacer proyectos hoy en día con esa colección.

"Fue todo el empeño que pusimos para hacerlo desde un inicio como la catalogación, inventariado, conservación y la digitalización del archivo, bajo las normatividades y requerimientos de la UNESCO para este tipo de archivos digitales que forman parte del Registro Memoria del Mundo", afirmó.

Este registro tiene tres etapas, abundó Ruiz Vila, que son: el Registro de la Memoria del Mundo Nacional, que es el de México; el Registro de la Memoria del Mundo de Latinoamérica y el Caribe, y el Internacional.

"Me refiero a la importancia del acervo porque no hay muchos, pues estamos subiendo un escalón, destaco la importancia que la UNESCO nos haya contemplado dentro de su catálogo como archivo único, por la cantidad de fotografías que cubren casi el país en un 70 por ciento en un lapso de casi 60 años de vida del acervo", expresó.

Subrayó que este material está muy completo e históricamente hablando define no solamente territorialmente cómo el país se quedó en un clic, sino en la historia como testimonio de muchas experiencias y también para el reconocimiento de las obras de ingeniería que se han hecho.

"Porque el acervo se utilizó a partir de la década de los cincuenta para lo que son las obras de ingeniería en cuanto a los vuelos necesarios para crear una cartografía, esa decir, por dónde iban a pasar carreteras, presas, aeropuertos y puentes, entre otros", aseguró la directora.

También dijo que el archivo fotográfico es importante, no solamente por el valor que tiene como tal, sino también el testimonio que implica acerca de lo que está representado en esas fotografías.

"Estamos hablando de casi un millón de imágenes de las que está conformada la colección de aerofotografía, se divide en tres que son: la fotografía vertical que se toma perpendicular al piso; la fotografía oblicua que es aérea, tomada con menos de 90 grados, y la fotografía en vertical en vuelo, que son los mosaicos que miden aproximadamente 60 centímetros por 90 centímetros", precisó.

Ruiz Vila recalcó que el acervo aerofotográfico contiene imágenes como cuando estaba la burbuja donde se construyó Ciudad Universitaria y las fotografías que plasman el Zócalo capitalino con jardín y palmeras.

"Creo que vale la pena todo este acervo, porque es un tesoro que todos los mexicanos debemos de conocer y es un recuerdo muy bonito para la gente que todavía se acuerda cómo era nuestro México", puntualizó.