Construyen Observatorio de Trabajo Infantil en Chiapas

El titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), Alfonso Navarrete Prida, y el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, colocaron la primera piedra del primer Observatorio de Trabajo Infantil y Adolescentes.

En el acto, el funcionario federal indicó que por instrucciones del presidente Enrique Peña Nieto, la STPS estableció la agenda para la prevención y erradicación del trabajo infantil como un elemento prioritario de la política laboral.

Navarrete Prida señaló que enfrentarán el desafío de alejar a los niños del trabajo que vulnera sus derechos e inhibe su desarrollo, y para lograr que cuenten con una mejor educación y posibilidades de esparcimiento y recreación.

Tras destacar la disminución del número de niños que trabajan, sostuvo que de ninguna manera se puede alcanzar un crecimiento sostenido, con empleos dignos y bien remunerados, que nos permita superar desafíos como la pobreza y la marginación, pasando por encima de los niños.

El encargado de la política laboral del país afirmó que está ampliamente demostrado que el trabajo infantil, además de vulnerar los derechos de la infancia, no resuelve los problemas de pobreza ni las carencias familiares.

"El trabajo infantil no enriquece, por el contrario, empobrece a las familias, a las comunidades y a las regiones, al reproducir entre generaciones entornos de desigualdad, baja escolaridad, ausencia de capacidades y de protección social", expresó.

Ante el director de la oficina para México y Cuba de la Organización Internacional del Trabajo, Thomas Wissing, dijo que dicha instancia estima que 168 millones de niñas y niños trabajan en el mundo, y al menos 85 millones de ellos, lo hacen en condiciones de alto riesgo.

Reconoció que pese a los enormes esfuerzos para erradicar el trabajo infantil y sus peores formas de explotación en el mundo, no se va a lograr en 2016, fecha establecida por la OIT, pero sin duda, hay pasos decisivos en esa dirección.

El titular de la STPS refirió que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), de 2011 a 2013 México registró una notable disminución en el número de niños y adolescentes que trabajan, del orden de 500 mil.

En comunicado fechado en Tuxtla Gutierrez y difundido aquí, dijo que es preocupante que 38 por ciento de las niñas y los niños ocupados, no asiste a la escuela y, por lo tanto, reduce exponencialmente sus capacidades de superación y la oportunidad de tener un mejor futuro.

Más aún, puntualizó Navarrete Prida, se calcula que siete de cada diez niños que trabajan, provienen de zonas rurales, de regiones de mayor pobreza y de mayor marginación.

El Observatorio Infantil y Adolescente en Chiapas es el primero en México y el segundo en América Latina, y resultó de la deliberación y propuesta que se da en el seno de la Comisión Interinstitucional para la Prevención y Erradicación del Trabajo Infantil.

Esa entidad también fue la primera en crear una comisión con esas características y en contar con un Plan Estatal para Prevenir y Erradicar el Trabajo infantil, esfuerzo que ha permitido reducir la ocupación infantil en el estado de 13.4 por ciento en 2011 a 10.9 por ciento en 2013.

Al respecto, el gobernador de Chiapas, Manuel Velasco Coello, afirmó que la obra del observatorio "es un paso muy importante porque reforzará el trabajo de promoción y cuidado de los derechos de la niñez y de la juventud".

Aseguró que en su gobierno, el tema de los derechos humanos también es de la mayor prioridad, por lo que "somos un estado que está a favor absoluto de los derechos humanos de los migrantes".

"Así lo hemos hecho en todo momento, luchando por respetar los derechos de nuestros hermanos migrantes, en particular de Centroamérica", expresó.

Señaló que en el estado se ha construido el mayor número de albergues para los niños y mujeres migrantes, como Tapachula, Comitán, Arriaga, y en las ciudades donde Chiapas tiene frontera con Guatemala.

Como parte de su gira de trabajo por el estado, el titular de la STPS asistió a la entrega de becas de capacitación y apoyos de fomento al autoempleo, en el marco de la Cruzada Nacional contra el Hambre.

En ese contexto, expresó su reconocimiento a Chiapas por presentar una de las más bajas tasas de desempleo del país, 2.1 por ciento, que se ubica por debajo de la media nacional.

Informó que este año, el gobierno federal, a través del Servicio Nacional de Empleo, canalizará 57 millones de pesos para apoyar la capacitación, el autoempleo y la colocación de trabajadores de esta entidad federativa.

Además, el Infonacot tiene destinados 100 millones de pesos para apoyar el consumo de los trabajadores y las familias chiapanecas con créditos a largo plazo y con las tasas de interés más bajas del mercado, refirió.