Destina EUA 9.6 mdd para repatriación de menores indocumentados

Estados Unidos asignará 9.6 millones de dólares adicionales para apoyar las tareas de repatriación y reintegración de menores deportados en El Salvador, Guatemala y Honduras, anunció hoy la Casa Blanca.

Los fondos forman parte de los 254.6 millones de dólares que Washington destinará a esos países para apoyar programas contra la violencia, que a decir de esos gobiernos es la causa detrás del aumento en el flujo de menores indocumentados que viajan solos.

Ricardo Zuñiga, director para temas del hemisferio occidental del Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de la Casa Blanca, dijo que la primera partida permitirá a esos países realizar mejoras en sus centros de detención para que los procesos de repatriación sean más ordenados.

"En Guatemala estamos lanzando un nuevo programa de la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) por 40 millones de dólares para mejorar la seguridad ciudadana en las áreas más afectadas por la violencia", dijo.

De igual modo, el gobierno estadunidense destinará 25 millones de dólares en El Salvador para un programa de prevención de la violencia y establecer 77 centros de atención juvenil, adicionales a los 30 que ya existen.

"Estas acciones se tomarán en el contexto de la asistencia sustancial que estamos otorgando bajo la Iniciativa de Seguridad Regional de Centroamérica (CARSI)", explicó Zuñiga en teleconferencia de prensa.

Bajo esa iniciativa, Estados Unidos otorgará 18.5 millones de dólares adicionales a Honduras para apoyar programas de vigilancia comunitaria y de seguridad para confrontar a las pandillas y otros fuentes de criminalidad.

La Casa Blanca planea otorgar 161.5 millones de dólares adicionales dentro del CARSI para apoyar los esfuerzos de los países de Centroamérica para responder a los más apremiantes retos de seguridad y gobernabilidad.

Zuñiga dijo que estos fondos se sumaran a los 130 millones que su gobierno viene ofreciendo ya a estos tres países para una variedad de programas en los campos de educación, salud, cambio climático, crecimiento económico, cooperación militar y democracia.

El anuncio se produjo menos de 24 horas después de que un grupo de legisladores demócratas pidieron asignar más recursos a CARSI para confrontar la crisis humanitaria por el éxodo de niños migrantes.