Día de contrastes vivió Iván Carbajal en Ruta del Centro 2014

Para el ciclista oaxaqueño, Iván Carbajal, la Ruta del Centro 2014 es una oportunidad para demostrar que ha madurado, por eso la víspera se hizo de la segunda etapa de la justa, en donde al final tuvo que mezclar sus sentimientos de felicidad y tristeza.

De felicidad porque luego de una espera de tres años para estar en el podio en esta justa, por fin llegó el momento. Y de tristeza porque justo ayer falleció su tío Óscar, quien siempre estuvo al pendiente de su carrera deportiva.

"Fue un día lleno de gloria y felicidad por conseguir el triunfo en la etapa; pero desgraciadamente al mismo tiempo fallecía mi tío Óscar, un hombre ejemplar que siempre estuvo al pendiente de mi carrera como ciclista y tuve la dicha de escuchar sus consejos", dijo.

Carbajal, quien siempre tiene una sonrisa en el rostro, destacó que

la carrera del jueves, fue una de las que siempre quiso hacer, "fue una etapa muy dura ya que el recorrido estaba ondulado y claro, los adversarios son muy fuertes también".

Recordó que en la primera parte de la etapa siempre estuvo en la fuga, buscando estar en la punta junto con otros seis corredores, y cuando faltaban 15 kilómetros hacia la meta, se inició una escapada para llegar en primer lugar y estar en el podio.

"Me siento feliz porque gane una etapa en una competencia tan importante como es la Ruta del Centro. Ahora espero ver cómo se mueve el grupo para buscar estar entre los cinco mejores", expuso.

El pedalista agradeció a la Federación Mexicana de Ciclismo porque

gracias a ella contó con la bicicleta con la cual se subió al podio.

"Quiero agradecer a la Federación que dirige el contador Edgardo Hernández por el apoyo que siempre me ha dado y más en esta vuelta, ya que me proporcionó una bici para poder correr", concluyó.