Argentina exige negociación justa y equitativa de deuda

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, aseguró hoy que quiere negociar con los "fondos buitre" que han colocado al país en riesgo de cesación de pagos, pero en condiciones justas y equitativas.

"Somos negociadores y previsibles, muchos están esperando que patee el tablero, pero no lo voy a hacer", aseguró la mandataria, tras rechazar de manera tajante que pretenda declarar una moratoria de los pagos de la deuda.

"Que nadie se equivoque. Queremos cumplir con el 100 por ciento de los acreedores, sólo pedimos que nos generen condiciones de negociación justas y de acuerdo con la Constitución argentina y las leyes nacionales", explicó.

La mandataria advirtió que Argentina quiere cumplir con el 92 por ciento de acreedores que canjeó deuda en 2005 y 2010, y con el 8.0 por ciento de especuladores (buitres) a los que la justicia de Estados Unidos ordenó pagarles de inmediato y en efectivo.

"Queremos que se cuide al 100 por ciento y que se generen esas condiciones, porque Argentina, como siempre, está dispuesta a dialogar", dijo Fernández al encabezar la ceremonia del Día de la Bandera y en medio de una fuerte expectativa por sus definiciones.

Reveló que ya instruyó al ministro de Economía, Axel Kicillof, para que le pida a los abogados de Argentina que soliciten al juez Thomas Griesa condiciones para poder llegar a un acuerdo beneficioso e igualitario para todos los acreedores.

Griesa es el juez que falló a favor de los fondos buitres en Estados Unidos y puso en las cuerdas a Argentina al obligar al país sudamericano a pagar una deuda que los especuladores jamás quisieron negociar, a diferencia del 92 por ciento restante de acreedores.

El país sudamericano está en problemas porque el próximo 30 de junio debe depositar en bancos de Estados Unidos 900 millones de dólares por vencimientos de la deuda, pero corre el riesgo de que el dinero sea embargado.

Si no deposita los recursos, Argentina ingresará en automático en una moratoria que afectaría de inmediato su economía que ya está recibiendo el impacto de la incertidumbre de la deuda con la caída de la Bolsa y de los bonos, y el alza del dólar ilegal.