México fue uno de los invitados a primer Mundial; sufrió tres derrotas

La selección de futbol de México fue una de las 13 que participaron en la primera Copa del Mundo en la historia, la de Uruguay 1930, con un saldo negativo de tres derrotas en el mismo número de encuentros.

El primer Tricolor mundialista estuvo formado por Oscar Bonfiglio, Alfredo Sánchez, Dionisio Mejía, Efraín Amezcua, Felipe Rosas, Hilario López, José Ruiz, Juan Carreño, Luis Pérez, Manuel Rosas, Rafael Garza (capitán), Felipe Olivares, Francisco Garza, Isidoro Sota, Jesús Castro, Raimundo Rodríguez y Roberto Gayón.

Dirigidos por el técnico Juan Luque, el 2 de junio de 1930 emprendieron los representantes mexicanos un largo viaje para llegar a territorio uruguayo, donde la competencia inició el 13 de julio.

Primero se trasladaron al puerto de Veracruz, donde embarcaron en un buque a Nueva York, sitio en el cual tuvieron la oportunidad de comprar balones de última tecnología, de manufactura inglesa, y entrenaron con un equipo local.

Un nuevo buque inició la travesía con escala en Río de Janeiro y durante esos 26 días apenas pudieron realizar ejercicios de acondicionamiento físico, uno el de brincar la cuerda, mientras que patear el balón fue casi imposible porque se les podría ir por la borda.

Pero se las ingeniaron. Colgaron un esférico de un mástil y lo intentaron cabecear y patear, con lo cual se mantuvieron activos previo a su debut en la competencia.

Luego del sorteo realizado, fueron ubicados en el Grupo A con Francia, Chile y Argentina. Fue histórico para ellos jugar el encuentro inaugural de la primera justa del orbe, el 13 de julio en la cancha del estadio Pocitos ante unos seis mil espectadores.

Después de perder 1-4 ante Francia, el equipo mexicano cayó 0-3 ante Chile y 3-6 frente a Argentina, para sumar tres derrotas, cuatro goles a favor y 13 en contra. El primer gol de México en un mundial fue obra de Juan Carreño, al minuto 70 del encuentro ante los franceses.

Esa fue la primera de 14 apariciones mundialistas del Tricolor en la historia, y la que tenga en Brasil 2014 será la decimoquinta, en busca de lograr una destacada e inolvidable actuación.