Día Mundial de los Refugiados: en Alemania, una fecha de luto

El Día Mundial de los Refugiados es hoy una fecha enlutada porque nada ha cambiado en Europa ni en Alemania para paliar el calvario de todos aquellos que huyen de condiciones atroces de vida, dijo aquí el experto alemán Karl Kopp.

En entrevista con Notimex, el director para Europa de Pro Asyl, el mayor grupo alemán en ese campo, dijo que en este país se presentaron en 2013 un total de 109 mil 580 solicitudes de asilo político, un aumento de 40 mil solicitudes, 70 por ciento más que en 2012.

Pro Asyl informó que los procedimientos llevados a cabo por las autoridades alemanas se caracterizaron por un rechazo rápido de solicitudes y procesos para regresarlos a países por donde pasaron y donde pudieron haber solicitado antes esa protección.

De ellos, solo 13.5 por ciento fue reconocido como refugiados y aceptados por Alemania.

A ello se suma que en Alemania se pone a los refugiados en albergues lejanos a las ciudades y se les impide trabajar mientras se estudia cada caso. Muchos de ellos llevan hasta cinco años viviendo en esas condiciones de aislamiento y estrechez.

Con una política previsora, los estados y los municipios de un país rico como Alemania pueden acoger hasta 110 mil solicitantes de asilo, "no sería problema", apuntó Kopp.

"El hecho de que Europa no haya podido ponerse de acuerdo hasta ahora para formular una política común respecto a los cientos de miles de refugiados sirios, es una catástrofe humanitaria, la mayor en lo que va del siglo".

El otro hecho que caracterizó 2013, de acuerdo a Pro Asyl, en cuanto a refugiados en la región fue que la Unión Europea (UE), con sus 28 países miembros, no fue capaz de organizar un sistema de salvamento para los miles de refugiados que tratan de llegar procedentes de Africa.

"No solo la guerra de Siria empuja a muchas personas a salir del país sino también en Afganistán o Irak, donde la violencia estalla una y otra vez", señaló.

"En la Rusia de Putin hay respecto a los chechenos una mezcla de arbitrariedad, violaciones de los derechos humanos y persecución", se asentó en el documento de Pro Asyl sobre el balance de cifras y hechos de 2013.

"Europa no abre ningún medio legal para evitar que esas personas realicen esos peligrosos viajes en botes", añadió.

En el marco de la operación militar de Italia, "Mare Nostrum", solo en 2013 fueron salvados 60 mil personas que viajaban en esas miserables barcas. Gran parte de ellos fueron regresados a sus países.