El fiscal general del estado, Edgar Veytia Cambero, anunció que se volverá a aplicar la estrategia de seguridad contra el uso de vidrios polarizados en Nayarit.

En conferencia de prensa, el funcionario advirtió que este operativo busca conocer "quien circula por la entidad, ya que la gente mala se esconde tras los vidrios polarizados", además de que se precisará un padrón vehicular estatal.

Veytia Cambero señaló que la sanción a quienes no retiren los polarizados del vidrio frontal, del chofer y el conductor, será de cien salarios mínimos vigentes en la entidad.

El operativo inició hoy en el municipio de Ixtlán del Río, y será el grupo de élite de la Policía Nayarit la que se encargue de implementarlo.