Publicación explora aportaciones de Tablada al arte moderno en México

Un análisis exhaustivo sobre la crítica de arte y los textos que escribió José Juan Tablada, ofrece Luis Rius Caso en el libro "Las palabras del cómplice. José Juan Tablada en la construcción del arte moderno en México (1891-1927)".

En entrevista con Notimex antes de la presentación del volumen anoche en el Aula Magna "José Vasconcelos", del Centro Nacional de las Artes (Cenart), Rius Caso detalló que también incluye la actividad promocional que tuvo Tablada, tanto en México como en Nueva York, así como la dimensión educativa que tuvo al trabajar en el plan de estudios y en los cambios en la Academia de San Carlos.

"Lo trabajo enfatizando que esto fue tan importante como su poesía, pues no fue algo secundario en el poeta, sino que fue una persona que cambió el arte moderno en México, porque descubrió a Julio Ruelas, Roberto Montenegro, José Clemente Orozco, a quien lo catapultó para el muralismo, y Miguel Covarrubias, entre los más destacados", afirmó el egresado de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

El también curador aseguró que el libro es una gran aportación para las artes plásticas, porque José Juan Tablada es un arquitecto o un cómplice del proceso de las artes en ese periodo.

Además, es un arquitecto del arte mexicano que no se había casi estudiado y es, en realidad, alguien que modificó el arte moderno, expuso.

Rius Caso mencionó que uno de los puntos más relevantes que Tablada escribió fue sobre el prosismo de la obra, a fin de que éste impactara desde el primer momento y que tuviera una factura impecable, es decir que estuviera muy bien hecha, de ahí su apoyo al muralismo".

Tablada, recordó, "decía que de ahí tendríamos que hacer un arte para el pueblo, porque los burgueses en México son muy tacaños, entonces tenemos que hacer gran obra, pero visible para muchos".

Subrayó que "Las palabras del cómplice" es un libro que no solamente va dirigido a especialistas, curadores o artistas plásticos, sino a todo el público.

Lo anterior, dijo, "porque al poeta le gustaba seducir con su lenguaje al amplio público que quisiera acercarse o leerlo, entonces él tuvo una visión muy amplia. En ese sentido, trato de contagiar a la gente con la escritura, no la mía, sino la de él, lo cito mucho, hablo de su vida en el contexto estético que vivió".