Fundación de SLRC fue acto en defensa de soberanía de México

La fundación de esta frontera de Sonora en 1917, cuando se estableció una colonia agrícola civil-militar encabezada por el capitán Carlos G. Calles, fue un acto en defensa de la soberanía de México, afirman sus descendientes.

El nieto del fundador de esta ciudad, Carlos Silva Calles, indicó que el grupo de pioneros organizados que llegó el 21 de junio de ese año a esta región entonces desierta, tuvo el propósito de detener la expansión de Estados Unidos.

"Desde que se fundó como estado de ese país en 1912 y desde antes, los grupos de Arizona siempre quisieron tener una salida al mar y querían tenerla en el Golfo de California, quitándole terreno a México", explicó.

Ante dicho riesgo que fue muy evidente en aquellos tiempos, manifestó que el entonces gobernador Adolfo de la Huerta y el jefe del Estado Mayor del Ejército en Sonora, general Plutarco Elías Calles, ordenaron el establecimiento de un punto poblado en la frontera sonorense-arizonense.

Quienes en años posteriores llegarían en periodos subsecuentes a la Presidencia de la República, decidieron que el centro de población debía establecerse en las inmediaciones del Monumento 204, mojonera del límite México-Estados Unidos, que todavía está en la localidad.

Al cuestionarle si no fue el gobierno federal el de dicha idea y quien tomó la decisión, Silva Calles contestó, "es que hay que recordar que en aquel entonces todo era federal, el gobernador era nombrado desde allá y los generales pues siempre han sido federales".

Para dicha encomienda, fue designado el capitán del Ejército, Carlos G. Calles, militar asignado al Estado Mayor del general Plutarco Elías Calles, quien era su tío y cuyo cuartel se encontraba en Empalme, demarcación del sur de Sonora.

Manifestó que el capitán también era sobrino del general sonorense Arnulfo Gómez, quien después pretendió la Presidencia de la República y tras un levantamiento fue fusilado por fuerzas leales al presidente Álvaro Obregón en 1927.

El 15 de marzo de 1917 el entonces gobernador de Sonora, Adolfo de la Huerta, oficialmente ordenó organizar una colonia agrícola-militar en el río Colorado, principalmente para fijar y asegurar la frontera mexicana en la región.

El barco cañonero Guerrero, que era el buque más grande de la Armada de México en dicho tiempo, salió del puerto de Guaymas el 26 de marzo, recordó Silva Calles sobre la expedición que fue encabezada por su abuelo.

El 1 de abril la expedición llegó a la desembocadura del río Colorado, formada por un contingente de 442 personas, entre militares, servicio sanitario, ingenieros, mecánicos, guía y colonos, además de ocho caballos y 15 mulas.

Silva Calles, quien se dedica al campo, fue diputado local y delegado de la Comisión para la Regularización de la Tenencia de la Tierra (Corett) en Sonora, entre otros cargos, expuso que los recién llegados traían la orden de establecer el fundo legal de lo que posteriormente se llamó San Luis Río Colorado.

Además, abrir tierras al cultivo, tender una línea telefónica y fomentar el asentamiento de más pioneros.

El contingente se trasladó hacia el norte durante dos meses a través del desierto de Altar, en las márgenes del río Colorado, desde lo que se conocía en ese entonces como rancho La Bolsa hasta el rancho San Luis, donde hoy está ubicada esta frontera.

Hay que recordar que desde la década de 1870 el gobierno del presidente Sebastián Lerdo de Tejada intentó colonizar estas tierras, pero los asentamientos fracasaron debido a las condiciones inclementes de la región, en particular por la lejanía de centros de distribución de suministros para la vida diaria y las altas temperaturas.

A partir de esas pretendidas comunidades de fines del siglo XIX, quedaron algunas pequeñas rancherías en las cuales los pobladores tenían una agricultura de subsistencia, de allí la intención del gobierno de reforzar la frontera.

"El barco Guerrero encalló porque había mucha arena en el río Colorado y no pudieron navegarlo más al norte. En el barco traían carros y muchas cosas que tuvieron que dejar porque no había forma de transportarlas", expuso Carlos Silva.

De acuerdo con muchos historiadores locales, sonorenses y de nivel internacional, el equipo de avanzada comandado por Carlos G. Calles abrió con muchos sacrificios una vereda en la arena, de 40 kilómetros de largo y nueve metros de ancho, para usarla como camino principal en la región.

Dijo que una vez que arribaron a lo que ahora es la localidad, el capitán del Ejército ordenó al ingeniero Soria marcar un cuadrilátero de un kilómetro cuadrado, para lo cual se tomó de referencia el Monumento 204 y delimitar el fundo legal de San Luis Río Colorado.

Fue el día 21 de junio de 1917 en el marco de la fiesta dedicada a San Luis, que se hizo la entrega de las parcelas y solares, además se designaron los lugares para los diferentes establecimientos oficiales, entre ellos el cuartel militar.

Por ello, en abril de 2013 se realizó un foro en esta ciudad donde historiadores de diferentes grupos propusieron y lograron que el Cabildo determinara esa fecha como la de la fundación de la ciudad de San Luis Río Colorado.

Anteriormente, sólo se tenía como referencia de la fundación histórica de la localidad, el 14 de junio de 1939, fecha en que el Congreso de Sonora decretó la instauración del municipio libre y soberano de San Luis Río Colorado.

Ahora ambas fechas se complementan, pues se registran en el mismo mes, por lo que autoridades y sociedad local las conmemoran igualmente en recuerdo de quienes dieron su vida para abrir estas tierras al progreso.