Personal de la Procuraduría General de la República (PGR) detuvo a siete personas, a las que se les decomisaron 80 recipientes de mil, tres mil y cinco mil litros, que contenían combustible extraído de dos tomas clandestinas.

Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la comunidad Zapotillo, municipio Mocorito, donde los elementos de la PGR, apoyados por policías ministeriales del estado, descubrieron dos tomas ilícitas.

La procuraduría precisó que en la acción también se aseguraron varias armas de fuego y vehículos, los cuales quedaron a disposición de las autoridades correspondientes.

Por separado, personal de Petróleos Mexicanos (Pemex) controló un derrame provocado por una toma clandestina en el poliducto de 10 pulgadas Topolobampo-Guamúchil-Culiacán, ubicado en las inmediaciones de la colonia Ampliación Jiquilpan, en Ahome.

En un comunicado, la paraestatal informó que como medida de seguridad se activó el Plan de Respuesta a Emergencias de la paraestatal y se llevaron a cabo movimientos operativos en la línea afectada, sin que se reporten afectaciones al terreno cercano.

Los trabajadores de Pemex cavaron un pozo en el que quedó confinado el producto para su inmediata recuperación, en tanto llevan a cabo la reparación del ducto afectado.