Consorcio Conproca negó que alguna de las facturas presentadas a Petróleos Mexicanos (Pemex) con motivo del proyecto Cadereyta sean "fraudulentas".

Aseguró que dichas facturas corresponden a los trabajos efectivamente realizados y recibidos de conformidad por Pemex, teniendo como soporte adicional los contratos y convenios a los que voluntariamente se sujetaron las partes.

En un comunicado, Consorcio Conproca reiteró que ha actuado y seguirá actuando en todo momento con transparencia y en estricto apego al contrato establecido con Pemex, y confirmó su compromiso para colaborar con las autoridades y respetar los procesos que marca la ley.

La firma dijo que confía en que el caso promovido ante una corte estadounidense tendrá un desenlace positivo para el consorcio, pues, afirmó, "siempre ha actuado con estricto apego a la ley y confía en que finalmente se respetará el debido proceso en aras de la certeza jurídica".

De acuerdo con Pemex, en los últimos días Siemens A.G. y S.K. Engineering, integrantes del consorcio Conproca, han divulgado información engañosa sobre el proceso judicial derivado de la demanda entablada por Pemex, bajo la Ley RICO de Estados Unidos, en contra de dichas empresas por actos de corrupción.

El pasado 24 de mayo, ambas firmas presentaron ante la Corte Federal del Distrito Sur de Nueva York una petición para que el juez desestimara la demanda presentada, derivada de violaciones a la citada legislación, en relación con el proyecto para la reconfiguración de la refinería de Cadereyta, Nuevo León.

La paraestatal mexicana señala que fue Conproca la que originalmente en 2011 llevó el caso a la corte de Nueva York, pero ahora las empresas demandadas alegan que se plantean asuntos ya resueltos en un arbitraje.

Pemex aclara además que lo que se discutió en el arbitraje fueron los pagos realizados a Conproca, "y si ésta había ofrecido el soporte documental que, de manera suficiente y clara, justificara la legitimidad de las facturas presentadas y la procedencia de su pago, pero no actos fraudulentos relacionados con el contrato".

En la demanda, la empresa mexicana argumenta que Siemens y S.K. Engineering elaboraron y llevaron a cabo un sistema de presentación de facturas fraudulentas, que fueron transmitidas por Conproca a un fideicomiso en Nueva York para su pago.